La Delegación del Gobierno mantiene activa la fase de alerta por nevadas

Palacios de la Sierra ha amanecido con un manto de nieve. / BC

Desde las 17:30 horas de ayer se mantiene activada la fase de alerta del protocolo de viabilidad invernal en el norte de Burgos y en la Cordillera Cantábrico | Los puertos de Lunada, Estacas de Trueba y La Sía, cortados al tráfico

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

La Delegación del Gobierno de Castilla y León ha decidido mantener la fase de alerta del Protocolo de vialidad invernal por nevadas que puedan afectar a las carreteras de Burgos norte, Burgos Cordillera Cantábrica y Palencia Cordillera Cantábrica. Unas nevadas que, a pesar de no ser tan copiosas como inicialmente estaba previsto, sí que están afectando al tráfico en algunos puntos de la provincia.

Según informa la Dirección General de Tráfico (DGT), desde las 12:30 horas de ayer, está cortado al tráfico el Puerto de Lunada (CA-643) por la meteorología adversa desde el kilómetro 8, a la altura de Merilla (Cantabria) al kilómetro 14 en ambos sentidos. A última hora de la tarde también se cerraron los puertos de Estacas de Trueba y La Sía por la intensa nevada caída en la vertiente cantábrica.

La nieve también obliga a transitar con precaución en la N-623 desde el kilómetro 75, en Barrio de Bricia, al kilómetro 93 en Virtus. Igualmente, la DGT informa de complicaciones por la nieve en la N-232 entre Cubillos del Rojo y Virtus y en la N-629 en el puerto de la Mazorra.

Sea como fuere, lo cierto es que los primeros copos de la temporada ya han llegado a la práctica totalidad de la provincia, incluso a la capital, que se ha despertado esta mañana con una fina capa de nieve sobre los capós de los coches.

Algo más ha nevado durante todo el fin de semana en otros puntos de la provincia, como Sargentes de la Lora, en la comarca de Páramos, que se despertaba ayer con un manto de nieve de unos cinco centímetros. Es una de las zonas donde la cantidad de nieve acumulada ha sido mayor. Por el mediodía, se despejó el cielo y el sol derritió esta nieve, sin embargo, a las 19:30 horas volvió a empezar a nevar. En La Demanda, Huerta de Arriba también ha visto caer la nieve durante todo el fin de semana. Una capa de unos cinco centímetros cubría el pueblo ayer, aunque en ambos casos, no ha habido ningún problema en las carreteras, que han permanecido limpias y abiertas al tráfico.

San Millán de Lara, también la comarca de La Demanda, amanecía con una fina capa de nieve pero, a lo largo del día, esta se ha ido disolviendo. Al igual que ocurría en Espinosa de los Monteros, donde solo los tejados mantenían el color blanco de la nieve mientras que el resto del pueblo ha permanecido completamente limpio.

Previsiones

Para este lunes, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) pronostica para la provincia un cielo cubierto con precipitaciones, que en el norte podrían ser persistentes. La cota de nieve rondará los 600 o 900 metros, por lo que podría nevar en casi cualquier punto de la provincia. De hecho, la Aemet ha extendido el aviso por nevadas por toda la geografía burgalesa, con especial incidencia en la zona norte y el Sistema Ibérico. Eso sí, el aviso de riesgo importante por nevadas se mantiene durante hoy y el lunes y desaparece para el martes.

Durante todo la semana, las previsiones meteorológicas han apuntado a la posibilidad de nieve durante el fin de semana en la provincia seis meses después de los últimos copos.

El temporal se ha desplazado de oeste a este y ha dejado estampas invernales en zonas montañosas de León, Asturias, Palencia y Cantabria. En Burgos se ha hecho esperar más. Hasta bien entrada la tarde de ayer, sábado, no comenzaron a caer los copos en localidades como Espinosa de los Monteros, Quintanar de la Sierra, Tolbaños de Arriba o incluso Burgos capital, aunque en muchos casos en forma de aguanieve. Sí que ha nevado con algo más de intensidad durante la noche y la madrugada en las cumbres de La Demanda y de la Cordillera Cantábrica burgalesa, y puertos como Lunada o Estacas de Trueba ya han visto los primeros copos de la temporada invernal.

También nevó en otros puntos de la provincia tras el ocaso, y en algunas localidades con cierta intensidad, si bien, los copos apenas han cuajado y no han causado las complicaciones que sí ha causado ya el temporal en las zonas montañosas de otras provincias del entorno.

Más información

Pero a falta de nieve, el temporal se ha dejado notar en forma de frío. Tras una semana más que apacible, las temperaturas se han desplomado, tanto en las máximas como en las mínimas. Hoy los termómetros han vuelto a amanecer bajo cero en buena parte de la provincia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos