Una helada «moderada» hace peligrar las cosechas de cereza y manzana en Las Caderechas

La floración de los cerezos había ido bien y los árboles están cargados de frutas/BC
La floración de los cerezos había ido bien y los árboles están cargados de frutas / BC

En la madrugada del domingo los termómetros bajaron en el valle hasta los 3 grados negativos / Los daños se evaluarán en los próximos días

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Las bajas temperaturas que estamos sufriendo durante los últimos días en Burgos no son propias del mes de mayo. Y, al final, tanto va el cántaro a la fuente que acaba rompiéndose. Eso es lo que ocurrió en la madrugada del domingo, con una importante bajada de temperaturas y heladas en buena parte de la provincia. Un hielo que pone en serio riesgo las cosechas de cereza y manzana reineta en el Valle de las Caderechas.

Juan José Gandía, presidente de la Asociación de Productores y Comerciantes de Las Caderechas, que «el daño ya se ve». Algunos cerezos amanecieron ayer domingo con los pequeños frutos de color negro, quemados por la helada, y lo mismo le ha ocurrido a algunas flores de los manzanos, «los que están más expuestos ahora pues se encuentran en plena floración», ha apuntado.

Más información

La helada del domingo ha sido «moderada», de dos o tres grados bajo cero. Suficiente para hacer mella en una cosecha que, este año sí, «venía muy bien». La floración de los cerezos, aunque algo tardía, había sido buena y los árboles daban muestras de estar cargados de fruta. También iba bien la cosa para los manzanos. Sin embargo, ahora habrá que esperar entre quince días y un mes para valorar cómo ha afectado realmente la helada, ver cómo reaccionan los árboles y cuáles son los daños que finalmente experimentará la cosecha.

La zona más afectada ha sido la zona baja del valle, reconoce Gandía, pero cada parcela es un mundo, así que habrá que esperar. El presidente de los productores y comerciantes reconoce que esta helada «se sale de la época», es muy tardía y no se recuerda otra igual. Días atrás ya hubo un susto, pues los termómetros bajaron a un grado negativo, pero los frutales pudieron librarse entonces.

También en el Arlanza

El Valle de las Caderechas no ha sido el único que se ha visto afectado por la helada. Burgos registró el domingo una de las mínimas más bajas, con tres grados bajo cero, que también han ocasionado daños a los nogales y los cerezos del Arlanza. En Covarrubias, Ura o Puentedura, los árboles se han visto seriamente afectados y, en algunos casos, se dan casi por perdidas las cosechas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos