Llano de Bureba alega contra la macrogranja que acogerá hasta 59.000 cerdos al año

Han entregado las alegaciones esta mañana en la Junta/PCR
Han entregado las alegaciones esta mañana en la Junta / PCR

La explotación está prevista para 2.685 cerdas, que podrían llegar a criar 22 lechones cada una al año

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El Ayuntamiento de Llano de Bureba, la Asociación Cultural Amigos de Llano y vecinos a título individual han presentado esta mañana alegaciones contra el proyecto de construcción de una macrogranja porcina en Llano de Bureba. La instalación está diseñada para albergar 2.685 cerdas de cría, así como lechones de hasta 20 kilos, en un total de once naves con una extensión de 14.700 metros cuadrados.

Daniel Martínez, portavoz de la comisión vecinal creada para luchar contra este proyecto industrial, insiste en que la macrogranja podrá llegar a albergar 59.000 animales a lo largo de un año. Las cerdas pueden tener dos partos al año, con entre 10 y 12 crías; el periodo de gestación es de 120 días, mientras que los lechones tardan en alcanzar los 20 kilos entre 50 o 60 días. De ahí salen las cuentas de Martínez.

Más información

Una cantidad desorbitada de animales, para los que la instalación no está realmente preparada. Y ahí va una de las alegaciones al proyecto, la que se refiere a la balsa de purines, que tiene una capacidad de 11.200 metros cúbicos. Se prevé que la granja produzca unos 17.400 metos cúbicos de purines al año, pero el proyecto no tienen en cuenta las aguas pluviales o las tormentas, así que la balsa no está dimensionada.

Tampoco se ha realizado un estudio de vientos, para valorar cómo impactarán los purines en la calidad del aire, recuerda Martínez. En las alegaciones, 210 de personas a título individual, se cuestiona la capacidad técnica de los ingenieros que han desarrollado el proyecto y se pide que la granja no se considere como empresa ganadera sino como granja industrial, pues será una producción industrial de cerdos.

Grandes consumos

Para Llano de Bureba los perjuicios de la instalación son innumerables; la granja consumirá 26.400 metros cúbicos de agua al año y más de 2,5 millones de kw (lo que gastan anualmente 260 hogares). Además, el proyecto contempla que 7.112 animales, del total producido, morirán al año, y existe una estación de incineración para los cadáveres. A todo ello se suman otros inconvenientes, como los cientos de camiones que tendrán que circular por las carreteras de La Bureba para la entrega de pienos o la recogida de lechones.

Por todo ello, el Ayuntamiento y la Asociación Cultural Amigos de Llano exigen a la Junta de Castilla y León la paralización de este proyecto. A sus alegaciones se suman otras del ayuntamiento de Piernigas, de la Junta Vecinal de Quintanilla Cabe Rojas o de Ecologistas en Acción. También han conseguido sumar más de 800 firmas en contra del proyecto y en la plataforma change.org llevan más de 1.600.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos