Martín Bellostas recibe con «incredulidad» la condena por prevaricación omisiva por un hecho «del que nadie ha salido perjudicado»

Raúl Martín Bellostas, alcalde de Merindad de Río Ubierna/ICAL
Raúl Martín Bellostas, alcalde de Merindad de Río Ubierna / ICAL

El alcalde de Merindad de Río Ubierna reconoce que se pudo reaccionar tarde a la denuncia por una construcción sin licencia, pero se abrió expediente sancionador y de reparación de la legalidad

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

«He leído la sentencia y me ha sonado a chino, no he logrado entender ni el fondo ni la forma». Raúl Martín Bellostas, alcalde de Merindad de Río Ubierna por el PP, ha recibido con «incredulidad» la sentencia que le condena a 7 años de inhablitación para cargo público por un delito de prevaricación administrativa por omisión vinculado a la construcción de una tejavana en la pedanía de Robredo Sobresierra.

Martín Bellostas recuerda que el delito no implica ni enriquecimiento ilícito, ni ningún tipo de corrupción, que «no se ha hecho daño a nadie y nadie ha salido perjudicado». Es más, el regidor considera que «la única víctima de esta historia» es él mismo y, como no comparte la sentencia, la recurrirá ante la Audiencia Provincial. «Vamos a ejercer nuestro derecho de defensa y recurriremos; lo vamos a llevar a la Audiencia Provincial y a dónde haga falta«, insiste el 'popular'.

Más información

El alcalde explica que la sentencia deriva de una denuncia interpuesta por el alcalde pedáneo de Villalbilla Sobresierra, en relación a la construcción que realizó un vecino de una tejavana sin la preceptiva licencia de obra. El caso llegó, en un primero momento, al Ayuntamiento, donde quedó en manos de los técnicos. «Yo no redacto ningún decreto, ni tomo ninguna resolución urbanística o medioambiental», afirma, y asegurando que estas cuestiones son responsabilidad del secretario.

Sí adminite cierta dilación en la resolución, pues la secretaria entonces era Dolores Calleja, que compatibilizaba el puesto con el cargo de concejal en el Ayuntamiento de Burgos, ha recordado Martín Bellostas. Sin embargo, «en el momento en el que me ponen la resolución a la firma, la firmo», aseegura, y apunta que existe un expediente sancionador y de reparación de la legalidad. «Se ha hecho», reitera.

Por ese motivo, Raúl Martín Bellostas asegura no entender la sentencia y confía en que en la apelación se reconozcan los hechos tal como ocurrieron, exculpándole de cualquier responsabilidad. «Se tardó mucho tiempo en resolver el caso«, reitera, pero »de ninguna manera se puede responsabilizar a un alcalde porque no hace los informes ni redacta los decretos«; eso le corresponde a jurídicos y técnicos.

Respaldo vecinal

Martín Bellostas afirma que, durante estos últimos días, ha recibido el respaldo no solo del Partido Popular sino también de vecinos de Merindad de Río Ubierna. No tiene intención alguna de renunciar a su acta de concejal, como le han pedido en el PSOE, pues«tengo todo el derecho y, desde el 26 de mayo, mucho más». El mismo que tienen los socialistas, apunta el regidor, que volvió a ganar las elecciones el pasado domingo.

«Los vecinos han apoyado la gestión del Equipo de Gobierno y del Partido Popular» con sus votos, comenta, y por su parte va a seguir trabajando por Merindad de Río Ubierna «con más ganas que nunca».