Siemens Gamesa anuncia el cierre de la fábrica de Miranda

Planta de Siemens Gamesa de Miranda/GIT
Planta de Siemens Gamesa de Miranda / GIT

Esta medida afecta a 133 trabajadores y responde al cambio en la demanda hacia palas de mayores dimensiones que las que se fabrican en este centro

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Siemens Gamesa Renewable Energy (SGRE) ha anunciado hoy a la representación de los trabajadores su intención de presentar un expediente de despido colectivo para los 133 trabajadores de su fábrica de palas para aerogeneradores de Miranda de Ebro, según han informado en un comunicado fuentes de la compañía.

La compañía ha informado de la decisión hoy mismo a los trabajadores

Esta decisión, que implica el cierre de la factoría mirandesa, «está desligada del proceso de reestructuración global que se anunció en noviembre como resultado de la integración de ambas compañías». En este sentido, la empres justifica la propuesta en el cambio en la demanda hacia palas de mayores dimensiones que las que se fabrican en Miranda.

Más información

La empresa, que ya ha comunicado su decisión a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ha asegurado que «busca la mejor solución posible» para los trabajadores afectados, a quienes ofrecerá la posibilidad de recolocación en otras fábricas y centros españoles, donde además necesita expertos en esta área.

Durante el periodo de consultas, que comenzará el próximo día 2 de febrero y tendrá una duración máxima de 30 días, la compañía negociará para alcanzar un acuerdo con la representación laboral y conseguir el objetivo de reubicar al 100 por 100 de los trabajadores. De esta forma, comenzará el periodo de consultas que tendrá una duración máxima de un mes. A partir de esta fecha, los empleados que se han apuntado irán saliendo de forma progresiva hasta finales de este año fiscal (septiembre de 2018).

Una sorpresa

La decisión ha caído como una bomba en Miranda. Así lo reconocen los propios sindicatos, que aseguran que no se preveían un movimiento de este calado. «Siempre hemos confiado en el buen hacer de la compañía», que en los últimos años ha tenido que someterse a varios procesos de ajuste para mantener su actividad, tanto en Miranda como en otros centros productivos, según ha manifestado Juan Ignacio Ruiz, secretario general de Industria de CCOO en Burgos.

De hecho, la plantilla de la factoría mirandesa ya había tenido que enfrentarse con anterioridad a sendos expedientes de regulación de empleo temporal. Como consecuencia de ello, «muchos trabajadores han echado mano de la bolsa del desempleo» y de las vacaciones, lo que les deja en una «mala posición» si finalmente se extinguen sus contratos.

«La plantilla ha hecho muchos esfuerzos» y la compañía «quizá debería haber buscado alternativas a la fabricación de ese modelo de palas» para poder mantener la actividad en la planta en momentos de menor demanda, subraya Ruiz, quien, en todo caso, hace un llamamiento a la prudencia. «Lo primero que tenemos que hacer es digerirlo. La dirección ha comunicado la decisión hoy mismo y aún tenemos que sentarnos» a hablar de las condiciones en las que se ha planteado el cierre, insiste.

Otro golpe para Miranda

Sea como fuere, lo cierto es que, de consumarse la clausura de la planta, ésta supondría un duro golpe para la economía mirandesa. Otro más. No en vano, la compañía ofrecía «empleo estable» y de calidad a 133 trabajadores, convirtiéndose así en uno de los centros productivos más importantes de la ciudad del Ebro, que ha tenido que afrontar otros cierres traumáticos, como el de Rottneros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos