La Policía recupera imágenes de la menor de Aranda en los teléfonos de los exfutbolistas

Juzgados de Aranda/Susana Gutiérrez
Juzgados de Aranda / Susana Gutiérrez

La investigación entiende que tanto los jugadores como la menor realizaron un borrado de información para evitar cualquier vinculación

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Nuevos indicios en el ‘caso de la Arandina’. La Policía Nacional ha logrado recuperar algunas imágenes borrada por los exjugadores investigados por un caso de agresión sexual a una menor y que durante una primera declaración ya confesaron que había borrado.

Según un documento pericial que revela Radio Aranda, el análisis de los contenidos de los teléfonos móviles, tanto de los tres investigados como de la menor, han permitido recuperar parte de esos archivos que podrían ser determinantes para la investigación.

Más información

Un análisis en el que resulta relevante el rastro que dejaron los teléfonos de los leoneses Carlos Cuadrado Santos, ‘Lucho’, y Víctor Rodríguez Ramos, ‘Viti’, en los que aparecen varias imágenes de la menor, en su mayoría recopilados de Instagram, sin que la investigación haya determinado si fueron capturas de móviles o les fueron enviados.

En el caso de ‘Lucho’ las imágenes estaban alojadas en los archivos ocultos del teléfono, mientras que en el móvil de ‘Viti’ estaban alojadas en la carpeta de archivos recibidas, aunque no se han encontrado el rastro del intercambio de esos archivos, desconociéndose, por tanto, el destinatario de las imágenes, según informa La Ser.

La policía entiende que los jugadores optaron por borrar cualquier rastro que les relacionara con la denunciante. Valoración que mantienen en torno a la eliminación de datos que realizó también la menor y que también han sido recuperados.

En cualquier caso, los investigadores apunta en su informe a la existencia de una relación virtual entre Viti y la menor, mientras que apunta a otro tipo de orientación en la relación con ‘Lucho’. Donde no han encontrado ningún tipo de vínculo telefónico ha sido en el teléfono del tercer investigado, Raúl Cavo, donde no se ha localizado ningún tipo de documento de valor para la investigación.

Un análisis del que se deduce que no hubo actividad entre los investigados y la menor en torno al día de los presuntos abusos sexuales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos