Liga Endesa

Un triple de Kulvietis frena en seco la euforia del San Pablo

Cancar tuvo el tiro para dar la victoria al San Pablo Burgos/ACB Photo/María González
Cancar tuvo el tiro para dar la victoria al San Pablo Burgos / ACB Photo/María González

El arbitraje metió al Juventut en el partido cuando el San Pablo dominaba el juego y el marcador | La reaparición de Gailius tuvo que esperar

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Una vez más, el baloncesto y, en este caso, el arbitraje fueron injustos con el San Pablo, que perdió el partido que les daba la permanencia virtual con un triple de Kulvietis. No fue ni un partido fácil para ninguno de los dos equipos, alejados de su mejor versión. Sin embargo, cuando los jugadores se calentaron, el San Pablo fue mejor y tuvo opciones de cerrar el partido con el 58-49, pero en esa ocasión Cancar erró su intento de tres y la ventaja de más de diez puntos no se alcanzó.

A partir de entonces, comenzó una escalada del Divina Seguros Juventut, aprovechando un arbitraje más que discutible. Los catalanes se subieron a la ola y ya no se despegaron de los azules. Sin embargo, a pesar de todo, el San Pablo supo mantenerse por delante cuando más falta hacía (79-78) y, sólo un triple de Kulvietis, cuando sólo faltaban tres segundos para el final del duelo les sentenció. Cancar, nuevamente, tuvo una excelente oportunidad de dar la victoria a los suyos, con una última jugada en la que consiguió disfrutar de un tiro liberado que no entró.

79 San Pablo Burgos

Fisher (14), Álex López (4), Cancar (6), Thompson (10), Huskic (2) -cinco inicial-, Schreiner (8), Barrera (2), Vega (3), Saiz (14), Jenkins (16) y Martínez (-).

80 Divina Seguros Juventut

Laprovittola (11), Ventura (-), Conger (16), Gielo (3) y Birgander (5) -cinco inicial-, Dimitrijevic (2), López-Aróstegui (-), Kulvietis (17), Richard (10), Jordan (14) y Vidal (2).

Cuartos:
19-22; 27-21; 19-24; 14-13.
Árbitros:
Daniel Hierrezuelo, Luis Miguel Castillo y Javier Torres. Sin expulsados.
Incidencias:
Partido correspondiente a la vigésimo novena jornada de la Liga Endesa disputado en el Coliseum Burgos ante cerca de 9.320 espectadores.

Se le atragantó el inicio de partido al San Pablo Burgos que, a pesar de que contó con elevado ánimo de la afición desde antes de que el balón fuese lanzado al aire, no estaba cómodo sobre la pista. El Divina Seguros, sin hacer un gran juego, estaba sumando puntos, algo que a los locales les era imposible. Tardó 'Epi' en detener el partido, a pesar de un pobre balance de 6 tantos en más de seis minutos de partido. Con el 6-12 en el marcador se colmó la paciencia del técnico burgalés, que optó por Schreiner, Saiz, Jenkins y Barrera -escalonadamente- para dar un giro al juego de los suyos. Estas segundas unidades dinamizaron el sistema y consiguieron reducir distancias antes de finalizar un mejorable primer cuarto (19-22).

Una marcha más. El segundo acto del duelo mostró una mejor versión de ambos conjuntos, aunque de manera intermitente. Los locales consiguieron cerrar esa pequeña brecha en el marcador (24-24) y generar dudas en los catalanes. El mejor de ellos, Laprovittola, comenzó a liderar el juego del Divina Seguros, que encontraba buenas opciones de tiro, tanto bajo el aro como desde el perímetro. La soledad del base argentino contrastaba con la aportación coral del San Pablo. Sin embargo, el buen momento burgalés se topó con el amplio catálogo de faltas con las que fueron sancionados, 5-2 en el ecuador del periodo pasaron factura, sobre todo cuando el acierto del Juventut desde la línea de tiro libre era tan elevado. Así se llegó al descanso con un corto, pero favorable 46-43.

Salida fulgurante del San Pablo Burgos, no tanto por la anotación, como sí por la superioridad en el juego (54-47). A pesar del buen momento azul, el arbitraje estaba lastrando su progresión y, tras dar varios síntomas de sufrir una tendencia a la baja, 'Epi' pidió tiempo muerto (58-53). Sin embargo, el partido parecía condenado a igualarse. Al menos era lo que se pretendía, con un doble rasero que generó tantas dudas en el San Pablo, que el cuarto lo cerraron por detrás en el marcador (65-67), tras un parcial de 7-15.

Retomó el liderazgo el San Pablo Burgos nada más comenzar el último periodo, con una parcial de 4-0 (69-67). Ni mucho menos se iban a quedar así las cosas, después de lo que le costó al Divina Seguros Juventut llegar a ponerse por delante en el marcador. Los locales fallaron mucho en ataque y los visitantes lo aprovecharon para retomar el mando del partido (71-73). 'Epi' no esperó y recurrió nuevamente al tiempo muerto para tratar de ordenar las ideas. Así se cambiaron las tornas. Sólo dos minutos más tarde, el San Pablo afrontaba la última recta del partido por delante en el marcador (75-73) y el Coliseum era una fiesta. Sin embargo, la renta era para ser muy cautos porque el final de partido se guardaba un duro golpe asestado por Kulvietis en forma de tiro de tres. Esa canasta a falta de poco más de 3 segundos para que finalizase el partido colocó al Juventut un punto por delante (79-80). El duelo se decidiría, injustamente, una posesión muy breve que permitió a los locales generar un tiro liberado para Cancar, pero el esloveno erró y la victoria se fue para Badalona.

Así las cosas, la próxima jornada, el San Pablo Burgos tendrá una nueva oportunidad para sellar la permanencia en la Liga Endesa. La jornada 30 se disputará el domingo 29 de abril, a las 18:00 horas, frente al Guipuzcoa Basket.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos