El San Pablo se queda a las puertas

Thompson fue uno de los jugadores más destacados del encuentro. /ACBPhoto
Thompson fue uno de los jugadores más destacados del encuentro. / ACBPhoto

El San Pablo Burgos cae derrotado por la mínima ante El Movistar Estudiantes | Frazier falla un triple en la última jugada que hubiera supuesto la victoria castellana

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El San Pablo Burgos se quedó hoy con la miel en los labios tras caer derrotado frente al Movistar Estudiantes por un ajustado 80-79 en un encuentro en el que la ausencia de calidad en el juego se suplió con incertidumbre y pasión hasta el último segundo. Con esta derrota, el conjunto burgalés da un paso atrás en la clasificación, mientras los colegiales sortean la crisis en la que están sumidos, al menos de momento.

Los primeros minutos del partido fueron un auténtico duelo de desaciertos, con las defensas inoperantes y los errores campando a sus anchas en ambos equipos. El acierto de Omar Cook, autor de dos triples consecutivos, 9-4 (m.4.45), pudo significar el despegue local, pero dio paso a un parcial de 0-7 a favor del San Pablo en poco más de dos minutos (9-11).

80 Movistar Estudiantes

Gentile (22) Brizuela (11), Cook (11), Caner-Medley (6) y Arteaga (4) -equipo inicial-, Clavell (8), Hakanson (3), Vicedo, Suton (12), Perl, Sola y Jankovic (3).

79 San Pablo Burgos

Thompson (16), López (13), Jaramaz (2), Kravtsov (4) y Radoncic (5) -equipo inicial-, Fitipaldo (7), Vega, Frazier (8), Huskic (19) y Cancar (5).

Árbitros:
Benjamín Jiménez, Jorge Martínez y Esperanza Mendoza. Sin eliminados.
Incidencias:
Partido correspondiente a la undécima jornada de la Liga Endesa disputado en el Palacio de Deportes (WiZink Center) de Madrid ante 8.564 espectadores. Cientos de aficionados burgaleses acompañaron al equipo.

El desastre defensivo colegial y el buen trabajo de Deon Thompson fueron suficientes para que los burgaleses cerraran el primer cuarto en ventaja (13-16).

La entrada de Gian Clavell en el partido, en el segundo acto, pareció dotar a los locales de un toque de energía y acierto, pero ese efecto se empezó a diluir de inmediato y sólo el buen trabajo de Cook y las ganas de Nik Caner-Medley en defensa hicieron que Estudiantes pudiera acabar la primera parte arriba en el marcador (35-31).

El San Pablo se contagió del juego de los madrileños y sólo Thompson y Goran Huskic demostraron su calidad para mantener a su equipo agarrado al partido antes de enfilar el túnel de vestuarios.

Un 0-8 inicial de los castellanos en apenas minuto y medio fue el comienzo del tercer acto, en el que se volvieron a repetir todos los fallos estudiantiles. Ese fue el mejor momento para el San Pablo, que aferrado a Thompson y al acierto de Álex López comenzó a dar muestras de su juego en conjunto y consiguió ponerse de nuevo con ventaja (37-45) en el minuto 23.

Estudiantes pareció revivir algo, más por inercia y por el apoyo desde la grada, que por acciones brillantes o de calidad. Cinco puntos de Goran Suton y nueve del individualista Gentile, permitieron el acercamiento de los locales (49-52) en los últimos compases del tercer cuarto. Y un triple desde casi nueve metros de Ludde Hakanson casi al límite del tiempo permitió a Estudiantes cerrar el tercer cuarto con un casi increíble 55-54.

Un triple de Suton fue el mejor inicio para Estudiantes (58-54), en el cuarto de la verdad, un cuarto en el que la igualdad y la importancia de la victoria para ambos equipos compensó la falta de baloncesto de calidad.

Cada balón y cada punto comenzaron a tener una trascendencia capital. También las personales, porque Gentile se fue al banco con cuatro a falta de cinco minutos y con el 67-68 en el marcador.

Estudiantes y San Pablo se alternaron en pírricas ventajas en el marcador, hasta llegar a un final apretado, duro y cruel en el que San Pablo tuvo una posesión para ganar el partido, pero el tiro de Branden Frazier no entró, sirviendo la victoria en bandeja al Estudiantes.

Más información

 

Fotos

Vídeos