Arrancan las obras de urbanización del aparcamiento de Lavaderos

Ya ha comenzado a verse movimiento en la zona. /GIT
Ya ha comenzado a verse movimiento en la zona. / GIT

Durante las primeras semanas de trabajo se podrá utilizar parte de la parcela para aparcar | Se prevé que el aparcamiento pueda estar operativo a principios de junio | Quedará pendiente el derribo de la antigua casa de labranza y la urbanziación de ese sector

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Tras muchos dimes y diretes, propuestas infructuosas y años de espera, hoy por fin han comenzado los trabajos de urbanización del aparcamiento en Lavaderos. Tal y como adelantó la semana pasada el alcalde, Javier Lacalle, los trabajos han arrancado en la zona más cercana a los edificios colindantes con la calle Vitoria. Allí, en vez de decenas de vehículos aparcados de mala manera, hoy se veía a operarios de Construcciones Jacinto Lázaro afanándose en las labores previas.

La idea pasa por ejecutar en primer lugar esa zona, permitiendo el estacionamiento de vehículos en el resto de la parcela durante un par de meses. Una vez concluidos los primeros trabajos, se cerrará completamente el entorno para que la empresa pueda trabajar con cierta comodidad con el objetivo de finalizar la obra a principios de junio.

En esta primera fase se crearán 109 plazas de aparcamiento

Para esa fecha deberían estar dispoibles 109 plazas de aparcamiento en superficie. La zona central contará con dos filas de aparcamientos en batería enfrentados, mientras que en los márgenes se habilitarán plazas de aparcamiento en línea, separadas de la zona central con carriles de 2,25 metros de anchura.

Asimismo, la empresa, que realizará la obra con un presupuesto de 170.000 euros, un 30% por debajo del precio de licitación, aprovechará para sustituir las redes de suministro, urbanizar las aceras, instalar nuevas luminarias y mejorar el Camino de Santiago, cuyo trazado oficial pasa por la parcela.

Segunda fase

Con todo, una vez que concluyan los trabajos previstos, aún quedarán cosas por hacer. Y es que, la obra recién iniciada no es sino la primera fase de la actuación general. La segunda queda supeditada a la demolición de la antigua casa de labranza situada en la zona más oriental de la parcela, un derribo que debe acometer la Junta de Compensación. Una vez derribado el antiguo inmueble, se completará el aparcamiento con otra veintena de plazas en superficie.

Más información