El Ayuntamiento no renuncia al proyecto de Las Llanas pero se hará sin las luminarias

Imagen de Las LLanas. /Gabriel de la Iglesia
Imagen de Las LLanas. / Gabriel de la Iglesia

ICOMOS, asesor de la UNESCO, ve los báculos de las luminarias como un elemento que entorpece la visión de la Catedral

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Una delegación del Ayuntamiento de Burgos viajó ayer a Madrid para reunirse con ICOMOS, un organismo asesor de la UNESCO cuyas resoluciones no son vinculantes pero el Consitorio burgalés considera pertinente tener en cuenta. Una de las resoluciones de este organismo es la que tiene paralizado el proyecto de remodelación de Las Llanas.

En el encuentro de ayer ICOMOS no cambió de postura con respecto al proyecto al que solo pone una pega, los báculos de las luminarias. El Ayuntamiento de Burgos no renuncia al proyecto, por lo que tendrá en cuenta las recomendaciones para que pueda seguir adelante. Así lo explica Daniel Garabito, concejal del área de Fomento, Vías Públicas y Movilidad, «estamos dispuestos a que el proyecto siga, por lo que es el momento de coger las recomendaciones de ICOMOS».

Este proyecto que no convence a este organismo asesor fue el ganador del concurso de ideas para remodelar esta zona del Casco Histórico burgalés. Tanto el Ayuntamiento como la comisión regional de Patrimonio consideran procedente el proyecto pero no lo ve así ICOMOS.

Garabito explica que «en este organismo no ven de ninguna manera los báculos. Félix Escribano, como autor del proyecto, el alcalde y yo mismo hemos vuelto a explicar la motivación de los báculos, su génesis, la documentación histórica pero no lo aceptan», reconoce.

Estos mástiles, báculos o pináculos que harían las veces de farola marcarían la antigua entrada al retablo exterior de la Capilla de los Condestables, marcarían la huella del edificio que se eliminó. Pero los técnicos de ICOMOS consideran que su existencia «no está justificada, entienden la argumentación histórica de los báculos pero no ven mayor sentido a recrear la volumetría. Les parece que con que esté la planta de las calificaciones originales dibujada en el suelo es suficiente porque ven estas luminarias como un elemento que entorpece al visión de la Catedral», añade Garabito tras la reunión con los técnicos.

Aunque las resoluciones de este organismo no son vinculantes, el Consistorio burgalés confía en que «el proyecto será viable retirando los báculos y es lo que se hará. Los promotores del proyecto también están de acuerdo». Así, como explica el concejal Garabito, ahora comienza un proceso en el Ayuntamiento para ver cómo se sigue adelante modificando el proyecto de remodelación de Las Llanas.

Más información