El PSOE defiende que el modificado de 13,5 millones es fruto de su «oposición exigente y responsable»

Imagen de archivo de Daniel de la Rosa/Ricardo Ordóñez|ICAL
Imagen de archivo de Daniel de la Rosa / Ricardo Ordóñez|ICAL

Daniel de la Rosa ha explicado que la mayor parte de las partidas incluidas responden a compromisos previos u obligaciones técnicas | Solo 2,6 millones serían nuevas prioridades políticas

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El modificado presupuestario que permitirá incluir 13,5 millones de euros en el presupuesto de 2019 es «un ejemplo más de que el PSOE sabe anteponer las necesidades de la ciudad a los intereses partidistas». Así lo ha asegurado el portavoz socialista y candidato a la Alcaldía, Daniel de la Rosa, quien insiste en que se podrá aprobar el expediente en el pleno del 10 de mayo gracias a la «oposición responsble y exigente» del PSOE.

Y es que la mayor parte de las partidas incluidas en dicho modificado responden a criterios técnicos, a compromisos previos y prioridades de la ciudad, pues son pocas la nuevas propuestas, de índole exclusivamente político, incorporadas al que será el último modificado que pueda desarrollar la actual Corporación Municipal. La que venga tras el 26 de mayo dispondrá de 9,7 millones de euros para afrontar imprevistos, ha comentado De la Rosa.

Más información

«Esperamos que no nos veamos obligados a hacer más modificados», pues las arcas municipales podrían sufrir un fuerte varapalo. De los 45 millones de remanente de Tesorería alcanzados tras la liquidación del presupuesto de 2018, han quedado 22,8 millones después de aplicar los anteriores cuatro modificados, ha puntualizado De la Rosa tras los datos ofrecidos ayer por el concejal de Hacienda, Salvador de Foronda.

Ahora, cuando se apruebe el modificado de 13,5 millones, de los que 500.000 euros corresponden al Instituto Municipal de Cultura y Turismo, quedarán 9,7 millones para el segundo semestre de 2019, ha comentado el portavoz socialista. Al mismo tiempo, Daniel de la Rosa ha aprovechado para criticar la falta de «deferencia y tacto» del alcalde, Javier Lacalle, que ayer salió por sorpresa a presentar un modificado que es fruto de los acuerdos con el PSOE, principalmente.

Necesidades y prioridades técnicos

Así, en el expediente de 13 millones se incluyen partidas para necesidades «absolutas», como remuneraciones, indemnizaciones y compromisos laborales con las plantillas de Policía Local, Bomberos y Samyt, y para mejorar el equipamiento del Parque de bomberos de Burgos. También, inversiones comprometidas el pasado año pero que todavía no se habían contratado.

Entre ellas, ha recordado el socialista, la renovación de las flotas de Policía Local y Autobuses Urbanos, las pistas de tenis de Río Vena, el centro municipal de Gamonal, La Milanera, la mejora de la accesibilidad a las paradas de bus, la primera fase de la escuela municipal Río Vena y la urbanización del Parque Santiago.

Solo 14 inversiones son nuevas, y dos de ellas son comunes a los interes municipales: la remodelación de Las Llanas (pendiente solo de partida económica) y la ampliación del Palacio de Castilfalé (que ha sufrido multitud de imprevisto). El PP ha incluido 1,3 millones para viales públicos e instalaciones deportivas, «sin definir», y el PSOE otros 1,34 millones, la urbanización de Pozanos, el Parque San José Obrero o las aguas subterráneas de Villatoro.

Solo 2,6 millones serían «priorides políticas», explica Daniel de la Rosa, quien cree que «el comportamiento ejemplar del PSOE no tiene parangón», pues defiende que han actuado en todo momento con responsabilidad política y anteponiendo los interes de los ciudadanos a los propios del partido.