La flota de autobuses urbanos alcanzará la renovación total en 2022, con cinco vehículos extra para el nuevo mapa de líneas

Burgos lleva renovando su flota desde 2015/BC
Burgos lleva renovando su flota desde 2015 / BC

El acuerdo de renovación firmado entre PP y PSOE recoge la adquisición de 5 vehículos anuales hasta 2021, pero el nuevo mapa de líneas requerirá 5 más para prestar el servicio

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La renovación de la flota de Autobuses Urbanos sigue la programación diseñada en 2016, cuando se alcanzó el acuerdo entre PP y PSOE, y en este ejercicio se destinarán 1,6 millones a la adquisición de 5 nuevos autobueses urbanos. El contrato se licitará este año, si bien los vehículos no llegarán hasta 2020, ha puntualizado el concejal delegado del Samyt, Jorge Berzosa, quien afirma que la renovación completa del servicio se alcanzará en 2022.

La previsión pasa por adquirir cinco vehículos hasta 2021, que según cómo se vayan tramitando los correspondientes presupuestos podrían incluso recibirse en el mismo año de licitación del contrato. De este modo, se llegaría 2022 con 62 autobuses, 30 de los cuales adquiridos en sistema de renting (alquiler), lo que no evita que Burgos vaya a contar conuna de las flotas más modernas del país, ha afirmado el edil.

Más información

Sin embargo, a esta previsión habrá que sumarle la compra de cinco vehículos extra para hacer frente al nuevo mapa líneas, pactado también entre PP y PSOE, y que se intentará poner en marcha a lo largo de 2019. La idea es alargar un año más la vida útil de 5 de los autobuses más viejos, hasta que se completen las incorporaciones, y así conseguir una renovación total en el ejercicio 2022.

Problemas para 2028

Eso sí, Jorge Berzosa reconoce que la estabilidad en el Servicio de Movilidad y Transportes no durará mucho, pues los contratos del renting finalizarán en 2028 y 2030 y habrá que buscarles una salida. Sendos contratos tienen una vigencia de 13 años, ha recordado, y supusieron la entrada de 10 y 20 buses en 2015 y 2017, respectivamente. «Comprar 10 vehículos de golpe no es viable», reconoce Berzosa, y aunque se pueda preveer el fin del primer renting, es imposible hacerlo con el segundo.

Además, los vehículos de propiedad municipal también irán cogiendo años y, si bien ahora algunos cuentan con una antigüedad de 18, es excesiva, y los 13 años de renting suele ser la vida útil más aceptable para este tipo de vehículos. Disponer de una flota en propiedad de manera íntegra es más complejo de lo que parece a simple vista si no se dispone del dinero necesario para asumir un coste que sale a unos 400.000 euros por vehículo nuevo, ha asegurado Berzosa.