La nueva red de autobuses quedará aprobada en mayo aunque Santos ve «imposible» que esté en marcha antes del 2020

La nueva red reorganizará líneas y ampliará recorridos/BC
La nueva red reorganizará líneas y ampliará recorridos / BC

El concejal socialista cree que se han podido lanzar «expectativas excesivas», aunque la tramitación ya se haya iniciado | La Ordenanza de Movilidad no se podrá aprobar en este mandato

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La entrada en funcionamiento de la nueva red de autobuses urbanos de Burgos, diseñada entre PP y PSOE, se volverá a retrasar pese a que la tramitación administrativa va a buen ritmo. Es más, Antonio Fernández Santos ve «imposible» que se pueda poner en marcha antes del 1 de enero de 2020 y reconoce que «tal vez» las expectativas que se crearon fueron «excesivas», pues se llegó a hablar de julio como fecha para la puesta en marcha.

En la penúltima reunión del Samyt, el PSOE solicitó nuevos informes técnicos, y se plantearon otras alegaciones por parte de otros grupos de la oposición, explica el concejal delegado Jorge Berzosa. Ahora, el próximo lunes se llevará para su aprobación el nuevo mapa de buses, con los informes técnicos pertinentes y, si no hay ningún imprevisto, se aprobará, quedando ya en manos de la nueva Corporación su puesta en funcionamiento, ha reconocido Berzosa.

«Vamos a dejar el mapa aprobado», insiste, todos los contratos complementarios están en marcha, así que puede que no esté listo para el 1 de septiembre, la segunda fecha que se puso sobre la mesa, pero sí para que el cambio de la red entre en funcionamiento en el último trimestre del año. Eso sí, será ya una cuestión de índole política, del nuevo Equipo de Gobierno, si bien es cierto que existe un consenso entre PP y PSOE, ha recordado el concejal 'popular'.

Más información

También dependerá de lo que digan los técnicos, pues fueron ellos los que plantearon el arranque en julio, cuando la actividad estudiantil y laboral decae, y podrían ser ellos los que determinasen que las Navidades son una buena época para cambiar la red. Pero, técnicamente, estará lista para la vuelta del verano, insiste Berzosa, quien recuerda que el retraso en la última modificación de crédito, que se aprobará en el pleno de mayo e incluirá la partida para la contratación de los nuevos conductores, también ha colaborado en el retraso.

Mientras, Antonio Fernández Santosconfía en que la Corporación que vaya a salir de las elecciones del 26 de mayo no bloquee ni paralice de ningún modo la puesta en marcha de los cambios, pues la nueva red de buses cubrirá muchas necesidades de los ciudadanos.

Ordenanza de Movilidad

El socialista ha recordado también que la nueva Corporación Municipal tendrá que aprobar, de manera definitiva, la Ordenanza de Movilidad, cuya tramitación ya no se podrá concluir en este mandato. Fernández Santos ha recordado que el texto se aprobó, inicialmente, en diciembre. A continuación se abrió un periodo de información pública, que concluyó en febrero con 500 alegaciones. Sin embargo, todavía no se han analizado en su totalidad, ha apuntado el socialista, así que difícilmente se podrá proceder a su aprobación en este mandato.

«No ha dado tiempo», reconoce Jorge Berzosa, pero no por falta de voluntad política sino por la dificultad técnica de analizar 500 alegaciones. «No es una ordenanza que se vaya a quedar en el cajón», reitera, entre otras cuestiones porque existe un compromiso de todos los partidos políticos, que deberá mantenerse con la nueva Corporación Municipal. Con suerte, la ordenanza estará aprobada definitivamente en junio o julio, en el primer pleno ordinario tras las elecciones, pues no da tiempo a llevarlo al último de mayo.

Antonio Fernández Santos pide a la nueva Corporación que «sea capaz» de aprobar la Ordenanza de Movilidad, cuya elaboración ha llevado varios años, pues es «absolutamente necesaria». Entre otras muchas cuestiones, la ordenanza permitirá a Policía Local contar con un instrumento regulador de los vehículos de movilidad personal, los patinetes eléctricos, cuyo uso ya está generando algún problema en Burgos y algún accidente de tráfico.

De hecho, Antonio Fernández Santos ha recordado que el PSOE planteó una alegación para garantizar que, salvo los VMP de nivel 4 (los más pequeños, que podrían ir por los carriles destinados a las bicicletas), el resto solo pudiesen circular por la calzada. Eso sí, si los VMP se utilizan para fines comerciales, sociales, turísticos o de ocio podrían ciruclar por zonas peatonales, compartidas o parques.