El PSOE revisará las bases de las ayudas a las fiestas de los barrios, apostando por un modelo mixto de organización

Imagen de la fiesta de Los Titos de Gamonal/Andra Ibáñez
Imagen de la fiesta de Los Titos de Gamonal / Andra Ibáñez

Los socialistas buscarán el consenso político pero también se reunirán con las asociaciones para tratar de pactar un nuevo modelo de subvenciones | El PP insiste en que se debe cumplir con la ley y definir quién es el organizador como responsable de las fiestas

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Cumpliendo con lo comprometido, el PSOE se pondrá manos a la obra este otoño para sacar unas bases nuevas que regulen en 2020 la concesión de subvenciones para la organización de las fiestas de los barrios, tras el fiasco de las bases de 2019. El concejal delegado de Participación Ciudadana y Barrios, Adolfo Díez, explica que tratarán de pactar las bases para que no ocurra como este año y algunos barrios se queden sin fiestas porque sus asociaciones no pueden asumir la responsabilidad de organizarlas.

La idea de la parten los socialistas es de implementar un modelo mixto, de modo que las actividades que se puedan considerar de mayor riesgo, como una verbena, las contrate el Ayuntamiento, asumiendo la responsabilidad de los planes de emergencia y evacuación. Mientras, el resto de actividades de las fiestas quedarían de mano de las asociaciones, para que los barrios continuasen teniendo protagonismo, pero libres de responsabilidades que los miembros de las asociaciones, como personas físicas, no pueden asumir.

Díez afirma que entre octubre y noviembre se pondrán a diseñar unas nuevas bases, para intentar acercarse al modelo de años anteriores, cumpliendo con la ley. Se sentarán a hablar con las asociaciones de vecinos y con los partidos políticos, ha apuntado Nuria Barrio, presidenta del IMC, para cerrar un modelo que acabe con las «imperfecciones» encontradas en las bases actuales. Se buscará el mayor «consenso», insiste, de aquí a finales de año.

Más información

Mientras, desde el Partido Popular tienen claro que el Ayuntamiento debe cumplir con la nueva normativa en materia de seguridad. «Lo que no se puede es confundir», afirma José Antonio Antón, y en cualquier festejo debe quedar bien definido quién lo organiza pues sobre sus espaldas queda la responsabilidad de la organización.

Eso sí, siempre existe la posibilidad de delegarla, bien al Ayuntamiento, cuando este concede la ocupación de suelo público, o bien a una empresa de seguridad. «Hay que hacer las cosas bien», insiste el concejal, y todo el mundo debe asumir su responsabilidad. Eso no quiere decir que el Ayuntamiento se desentienda, apunta, pues las ayudas están ahí y también el compromiso de elaborar los planes de emergencia desde Bomberos.

Sin embargo, el Consistorio no puede asumir la organización de las fiestas de los barrios y, quien sea el organizador, en este caso las asociaciones de vecinos, debe saber que hay una serie de responsabilidades que le corresponden. Antón ha recordado que, en el caso del Ayuntamiento, el responsable último no es la institución, sino el edil que firma, de ahí la importancia de hacer las cosas bien.

Nueva convocatoria

Por el momento, el Instituto Municipal de Cultura y Turismo (IMC) ha resuelto la convocatoria de ayudas de 2019, repartiendo las cuantías entre las asociaciones que las solicitaron y cumplieron con todos los requisitos, incluida la firma del documento de responsabilidad civil por parte de los miembros de las asociaciones organizadoras. La partida no se ha agotado así que el PSOE está pensando en sacar una segunda convocatoria, este mismo año, para las fiestas que están pendientes de celebrarse y que no acudieron a la anterior convocatoria.

Nuria Barrio explica que están trabajando en unas nuevas bases para esa segunda convocatoria, a fin de convertir al Ayuntamiento en corresponsable de la organización de las fiestas, asumiendo junto con las asociaciones promotoras la responsabilidad y siendo el encargado de los planes de seguridad y salud.

La presidenta del IMC asegura que es «perfectamente compatible» sacar una nueva convocatoria para repartir el remanente de las ayudas y cambiar las bases; se ha consultado a los jurídicos municipales y les han asegurado no hay ningún problema. No obstante, para José Antonio Antón hacerlo así supondría un «agravio comparativo» para todas aquellas asociaciones que han cumplido con los requisitos de 2019 para recibir las ayudas.