Castañares reclama la asistencia de un interventor o secretario para seguir como pedanía de Burgos

La travesía de la N-120 es una de las principales preocupaciones de los vecinos/PCR
La travesía de la N-120 es una de las principales preocupaciones de los vecinos / PCR

Los vecinos insisten en que no quieren ser un barrio pero requieren de asesoramiento técnico | El PSOE se compromete a buscar una solución para que, en noviembre, se pueda nombrar junta vecinal y alcalde pedáneo

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Los vecinos de Castañares quieren seguir siendo una pedanía de Burgos, gozando de la independencia de la que no disfrutan los barrios. Sin embargo, reclaman contar con la asistencia de un interventor o un secretario municipal, y el PSOE está dispuesto a hacer todo lo posible para ofrecerles ese apoyo y que, de este modo, se pueda elegir nueva junta vecinal con alcalde pedáneo en el mes de noviembre.

Este fue el compromiso adquirido por el alcalde, Daniel de la Rosa, en el encuentro celebrado en Castañares, dentro de la ronda que el socialista está realizando por los barrios de la ciudad para recoger sus necesidades y reivindicaciones. El concejal Adolfo Díez asegura que el PSOE apuesta por atender la petición de los vecinos y será David Jurado quien trate de encontrar una solución a sus demandas.

Se trataría de conseguir que el interventor o el secretario del Ayuntamiento prestase a la junta vecinal de Castañares su asistencia. También cabe la opción de buscar una asistencia externa, aunque será siempre responsabilidad del Ayuntamiento de Burgos, pese a que la última crisis de Castañeres la resolvió la Diputación, tras una larga tramitación, con el nombramiento de un alcalde pedáneo-gestor.

Más información

Díez recuerda que, si no se consigue conformar una junta vecinal, Castañares acabaría convirtiéndose en barrio de Burgos. Los plazos son limitados pues, según la ley, y al no haberse presentado candidatura en mayo, seis meses más tarde habrá que repetir proceso y, para entonces, se debería de contar con una candidatura. En este caso, el plazo finaliza en noviembre. Así, el PSOE dispone de poco más de mes y medio para encontrar una solución.

En la reunión celebrada el pasado lunes, los vecinos indicaron que si se cuenta con esa asistencia técnica seguro que hay un candidato, pues interés no les falta a los vecinos. De ahí que el equipo de Gobierno esté dispuesto a hacer un esfuerzo y tratar de «encauzar la solución a un problema que está impidiendo que los vecinos asuman la responsabilidad» de gestionar su pedanía.

Otras reivindicaciones

Y si bien el futuro de Castañares es la principal preocupación de los vecinos, no es la única. El alcalde recibió el encargo de mediar con el Ministerio de Fomento para que den una solución al problema de tráfico que sufre Castañares como travesía de la N-120. Los vecinos llevan años denunciando la elevada intensidad de la circulación, sobre todo de vehículos pesados, o el exceso de velocidad de los vehículos, que en no pocos casos se saltan semáforos.

El equipo de Gobierno ha tomado nota de la petición, como también de otras demandas que sí competen directamente al Ayuntamiento. Entre ellas, la necesidad de adecentar el cauce Molinar (y vigilar los vertidos de industrias próximas) o la sacar de nuevo a concesión la cantina del centro municipal, a un canon más asequible para que se pueda prestar servicio a los vecinos.

También se habló de los inconvenientes derivados de la fábrica de Kronospán, por el aparcamiento sistemático de camiones a las puertas de la misma, la contaminación que produce o el intenso tráfico que genera.