El Coliseum se consolida como la instalación municipal «con mayor uso de la ciudad»

El ascenso del San Pablo ha sido clave para consolidar el Coliseum./GIT
El ascenso del San Pablo ha sido clave para consolidar el Coliseum. / GIT

Cerca de medio millón de personas han pasado por el recinto desde que se reconvirtió en espacio multiusos | El ascenso del San Pablo ha sido clave | El Ayuntamiento ya tiene previsto reformar los baños y mejorar la acústica

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El Coliseum se ha convertido en apenas tres años de vida en «el recinto municipal con mayor uso de la ciudad». Así lo ha asegurado esta mañana el alcalde, Javier Lacalle, en base a los «datos objetivos» con los que cuenta el Ayuntamiento. Y es que, desde que el Coliseum abriera sus puertas como espacio multiusos hace ahora tres años, un total de 476.820 personas han pasado por allí. Se trata, a juicio del alcalde, de la demostración más palpable de que Burgos «necesitaba» un gran recinto cubierto para poder desarrollar actividades multitudinarias durante todo el año sin depender de la climatología.

En lo que llevamos de año, alrededor de 170.000 personas han pasado por el Coliseum

En este sentido, el propio Lacalle ha reconocido la importancia que tuvo el verano pasado el ascenso del San Pablo a la Liga Endesa. No en vano, la presencia de un equipo burgalés en la máxima categoría del baloncesto nacional ha aportado un «uso continuado» de la instalación. Y además, superando todas las expectativas, puesto que en la práctica totalidad de los partidos de esta última temporada se ha rozado el lleno y, en algunos encuentros puntuales, se ha colgado el cartel de 'no hay billetes'.

Algo similar ha ocurrido con los partidos internacionales disputados por la Selección Española de baloncesto en estos tres últimos años, que han sido especialmente multitudinarios.

Estas dos circunstancias, sumadas a la paulatina consolidación del Coliseum, han permitido que su uso se dispare en los últimos meses. Así, de las «casi 80.000 personas» que pasaron por el recinto en sus primeros seis meses de vida, se ha pasado a las 170.000 en este último semestre. Un incremento que también va acompañado de un crecimiento del número de actividades desarrolladas. En estos tres años, han sido un total de 72, casi un tercio de las cuales se han llevado a cabo este último semestre. Especial incidencia tiene a este respecto la celebración cada año de la propia feria taurina, con una afluencia de alrededor de 50.000 personas al año.

Y todo ello, ha añadido el alcalde, gracias a una «inversión razonable» y muy alejada de la necesaria para acometer una instalación de estas características desde cero. De hecho, en «otras ciudades del entorno», la construcción de instalaciones de este tipo ha supuesto una inversión de «entre 30 y 60 millones de euros», en vez de los 7 que ya se han invertido en el Coliseum.

Nuevos trabajos

Eso sí, ese presupuesto se verá incrementado en los próximos meses. No en vano, todavía quedan muchas cosas por hacer en la antigua plaza de toros para adaptarla a todas las actividades que está acogiendo. Y en esas está ahora mismo el Ayuntamiento.

Según ha confirmado el primer edil, los técnicos municipales ya están redactando el proyecto de reforma de los aseos de la primera planta, un proyecto que contará con un presupuesto de algo más de 300.000 euros y que se confía en licitar a finales de este mes de julio. Ese mismo horizonte temporal se maneja para tener listo el proyecto de mejora de la acústica que está realizando una ingeniería especializada. En principio, esa actuación contará con un presupuesto de unos 110.000 euros.

A partir de ahí, el Consistorio mantiene aún dos frentes abiertos, como son la adaptación de una sala de prensa específica y la ampliación de los videomarcadores. A respecto de la primera, el alcalde ha confirmado que la intención es crear un espacio específico junto a la nueva enferemería y, mientras se pone en marcha, utilizar la sala de la propia enfermería, que sólo es necesaria durante la feria taurina. Respecto a los videomarcadores, la idea pasa por instalar nuevos módulos que permitan incrementar la superficie de los mismos y mejorar así su visibilidad desde cualquier punto del recinto.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos