Los empleados de Jardines de Burgos continúan reclamando el pago de los finiquitos y la readmisión de una trabajadora

La concentración se ha desarrollado en la plaza de Mío Cid/CC
La concentración se ha desarrollado en la plaza de Mío Cid / CC

El Comité de Empresa recuerda que la anterior concesionaria del servicio adeuda 150.000 euros a los jardineros y la nueva despidió a tres empleadas

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

Los trabajadores del servicio de mantenimiento y conservación de los jardines de Burgos continúan denunciando que ni la anterior adjudicataria, la unión temporal de empresas (UTE) de Arranz Acinas y Grupo Raga, ni la actual, compuesta por Parque Norte y Valoriza, cumplen con sus obligaciones laborales.

Según ha asegurado esta tarde el presidente del Comité de Empresa, Jorge Duque, la UTE de Arranz Acinas y Grupo Raga, que fue la concesionaria del servicio hasta el 30 de abril, todavía no ha procedido a la liquidación de las vacaciones, extras y demás obligaciones a un centenar de los trabajadores, casi la totalidad de la plantilla. Especialmente están afectados por esta situación los empleados fijos y algunos fijos discontinuos, ha explicado Duque. En total, la cantidad adeudada a los jardineros asciende a 150.000 euros, ha agregado.

Asimismo, ha explicado que el Ayuntamiento se ha puesto en contacto con el gerente de la anterior UTE, aunque, a su juicio, tampoco ha sido muy satisfactoria esta conversación, puesto que «les han dicho más o menos lo mismo que a nosotros».

Más información

Pero las peticiones de los empleados, que una vez más han salido a la calle para expresarlas, también tienen como destinataria a la nueva contrata, ya que ha despedido a tres empleadas un mes después de la entrada en servicio. En este caso, únicamente una persona, que cuenta con más de 23 años y medio de antigüedad en el servicio, está reclamando judicialmente la readmisión.