El Monasterio de San Juan se prepara para acoger el arco románico de La Isla

El monasterio ya alberga las piezas de la portada, dispuetas para su montaje/PCR
El monasterio ya alberga las piezas de la portada, dispuetas para su montaje / PCR

La portada de Cerezo de Río Tirón ya está desmontada y custodiada en el monasterio, donde se ha hecho una cata en el lugar en el que se reubicará

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El Parque de la Isla se ha quedado ya sin uno de sus emblemas, que a partir de ahora estará bien custodiado (y protegido) en el Monasterio de San Juan. El proyecto de traslado del arco románico de Cerezo de Río Tirón ha cumplido con la primera de sus fases, quizás la más complicada, con el desmontaje de la portada del siglo XII, que ha desaparecido del mítimo parque burgalés.

Con algo de retraso sobre el cronograma inicial, las arquivoltas del arco se encuentran ya en el monasterio, en una de las naves de la antigua iglesia. Están «colocadas de manera ordenada», ha explicado Javier Garabito, responsable de la dirección técnica, a la espera de proceder a su montaje en una nueva estructura diseñada para la ocasión.

Más información

Garabito explica que el desmontaje «se ha dilatado en el tiempo», ha sido «un poco más lento» de lo esperado, pues se han encontrado con un relleno de cemento muy rico y las dovelas se han tenido que desmotar manualmente. La empresa, Valuarte, «lo ha hecho muy bien, pero es una tarea complicada», así que ya saben que la obra no acabará en plazo, sino que se extenderá durante un mes más hasta sumar los cinco de intervención.

Una vez más, el director de obra insiste en que «el plazo no es un factor» a tener en cuanta en este proyecto tan difícil, pues ya se avanzó en su momento que todo dependería de lo que se encontrasen en el desmontaje. El arco románico de la antigua iglesia de Cerezo de Río Tirón se tuvo que reconstruir en 1945, tras venirse abajo, y ahí es donde utilizaron ese mortero tan rico, y que tanto trabajo ha dado a Valuarte.

Nueva estructura

Ahora, con el arco desmontado y sus dovelas embaladas, el Monasterio de San Juan se prepara para sustituir al Parque de la Isla. Se ha realizado ya una demolición del pavimento en la zona en la que se reubicará la portada románica, y también se ha hecho una cata, cuyos resultados está examinando el arqueólogo. Se han encontrado algunos enterramientos, nada extraño teniendo en cuenta que la ahora zona cubierta de San Juan fue en sus orígenes la iglesia del monasterio, un lugar habitual de enterramiento.

Las dovelas se encuentran colocadas «de manera ordenada»
Las dovelas se encuentran colocadas «de manera ordenada» / PCR

Garabito ha explicado que toda la intervención está siendo supervisada por la Junta de Castilla y León, que emitirá los correspondientes informes técnicos sobre los trabajos arqueológicos que se realizan. Hay que tomarse el proyecto con calma pues, junto con los trabajos que se están haciendo en San Juan, hay que tomar una decisión también sobre la estructura que servirá de base para el montaje.

La idea inicial era reconstruir la portada sobre una estructura metálica ligera, pero se ha detectado que las dovelas no tienen la profundidad suficiente para sostenerse, así que están replanteándose el montaje. «Hay que ver cuál es la solución más adecuada para estabilizar el arco», comenta Garabito, quien reitera que cualquier decisión se toma en acuerdo con la Junta. «Todo está coordinado y con el visto bueno de Patrimonio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos