Los pacientes de Los Cubos se encierran en defensa de la Atención Primaria tras las renuncias de tres médicos

La concentración ha tenido lugar en el Centro de Salud Los Cubos/PCR
La concentración ha tenido lugar en el Centro de Salud Los Cubos / PCR

Usuarios, personal sanitario y vecinos de San Pedro de la Fuente y Fuentecillas se han concentrado a las puertas del centro de salud/ Se han quedado en su interior esperando una reacción de la Gerencia de Atención Primaria

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La concentración a las puertas del Centro de Salud de Los Cubos ha acabado en un encierro pacífico en el interior de las instalaciones. Usuarios y vecinos de San Pedro de la Fuente y Fuentecillas han optado por el encierro, simbólico porque el centro de salud está abierto en horario habitual, hasta que la Gerencia de Atención Primaria reacciones y plantee una solución adecuada ante la renuncia de tres médicos de familia, que si nada lo remedia mañana «se quedarán en la calle».

Pilar Obregón, Nuria Adrián y Sonia Andrés mantienen su renuncia a la plaza, tras la reunión celebrada ayer con la Gerencia de Atención Primaria, porque únicamente les propuso soluciones individuales, que no atajan el problema de sobrecarga que sufre la Atención Primaria en Burgos. «Necesitamos gestores que nos dirijan no que nos parcheen», ha asegurado Nuria Andrés a los medios de comunicación.

Más información

La obligación de realizar guardias y servicios de urgencia en el Punto de Atención Continuada de Gamonal, implantada a principios de 2019, ha sido la gota que ha colmado el vaso, ha insistido Andrés. Por ese motivo, el «órdago» que han lanzado estas tres profesionales busca una reacción de la Gerencia para solucionar el problema de Atención Primaria. Se han querido plantar, mostrar su hartazgo pero no quieren soluciones individulaes, librarse de las guardias a costa de otros compañeros.

Sonia Andrés asegura que, lo que está ocurriendo con los médicos de familia, a los que se les obliga a sumir las guardias del PAC de Gamonal, es «un castigo fruto del maltrato» de la Gerencia. Reconocen que hay que reforzar el PAC, pero no a costa de los medicos de familia que «ya están hasta arriba», que tienen una jornada laboral ordinaria que «es una exclavitud».

Nuria Adrián, Sonia Andrés y Pilar Obrergón han explicado su situación
Nuria Adrián, Sonia Andrés y Pilar Obrergón han explicado su situación / PCR

Por ese motivo, Pilar, Nuria y Sonia han pedido que cuantas concentraciones de apoyo se realicen se hagan en defensa de la Atención Primaria, la puerta de entrada a sistema sanitario. Y las concentraciones se han sucedido a lo largo de la mañana. A las 12:00 estaban convocadas en todos los centros de salud, para usuarios y personal, mientras que a las 12:30 han tenido lugar en el Centro de Salud de San Agustín y en el de Los Cubos. Aquí, tanto la protesta como el posterior «encierro» de vecinos y usuarios buscan una reacción por parte de la Gerencia, buscando soluciones efectivas a la sobrecarga laboral.

«Desatendidos»

Aun así, los vecinos han pedido a las tres profesionales que se queden en sus puestos de trabajo, pues sin ellas van a estar «muy desatendidos». El Centro de Salud de Los Cubos es uno de los más maltratados de la red pública, insisten. Cuentan con 8 médicos de familia, con 1.700 cartillas por cabeza, y cada vez que falla alguno (por baja, vacaciones o permisos) el cupo sube a 3.200 cartillas.

Un grupo de usuarios se ha quedado protestando en el interior del centro de salud
Un grupo de usuarios se ha quedado protestando en el interior del centro de salud / PCR

De hecho, cuando la renuncia de Pilar, Nuria y Sonia se haga efectiva, la plantilla se quedará con cinco médicos y, el próximo lunes, esos profesionales se tendrán que repartir los 120 pacientes que, en servicio habitual de consulta, atienden las tres profesionales. A diario, sumando las urgencias y las visitas a domicilio, estas médicos ven a casi 60 pacientes, han recordado.

Los vecinos han agradecido a las tres facultativos su «valentía» pues, gracias a su protesta, han sido conscientes de la verdadera situación de sobrecarga del sistema. Ha sido una «explosión puntual de una bomba», han afirmado, de un problema estructural propiciado por la «incompetencia» de la Gerencia, a cuyos responsables piden la dimisión. Y es que tratan a los médicos como peones ya los pacientes como tontos.

De momento, Pilar, Nuria y Sonia mantienen su renuncia. Hoy es su último día de trabajo. Eso sí, los compañeros les han pedido que esperen a conocer el resultado de la reunión, de urgencia, que mantienen a mediodía la Gerencia de Atención Primaria con la Junta de Personal. Aun así, las médicos no ven solución posible e insisten en que mañana estarán en la calle, que no tienen trabajo de reserva.

Concentración en San Agustín
Concentración en San Agustín / GIT

 

Fotos

Vídeos