Podemos denuncia a Lacalle por el adelanto de la campaña de asfaltado y la publicidad institucional

Raúl Salinero, antes de presentar las denuncias en la Junta Electoral de Zona de Burgos./CC
Raúl Salinero, antes de presentar las denuncias en la Junta Electoral de Zona de Burgos. / CC

El candidato a la Alcaldía de Burgos Raúl Salinero reclama a la Junta Electoral de Zona una sanción al Partido Popular por «la utilización de dinero público para su campaña electoral»

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

El candidato a la Alcaldía de Burgos por Podemos, Raúl Salinero, ha acudido esta mañana a la Junta Electoral de Zona para denunciar al regidor de la capital y cabeza de lista del Partido Popular al Senado por la circunscripción burgalesa, Javier Lacalle, por adelantar la campaña de asfaltado y por el uso -a su juicio, «torticero»- de la publicidad institucional del Consistorio.

En la reclamación ante la administración electoral, el también concejal no adscrito ha solicitado la suspensión de la reforma del pavimiento en 20 calles planificada para las próximas fechas. «Esto no es que huela a electoralismo, es electoralismo puro», ha sentenciado Salinero, que ha abogado por llevar a cabo la campaña de asfaltado en los meses habituales. «Pedimos que vuelva a agosto y a septiembre, que es cuando siempre se ha hecho. No tiene ningún sentido hacerla en abril porque es cuando más perjuicios crea a la ciudadanía», ha agregado.

Respecto a la publicidad institucional en los mupis (muebles urbanos para la presentación de información), el edil ha explicado que «la Junta Electoral de Zona tiene que proceder a solicitar la retirada de esta publicidad engañosa y con una gran mentira». Estas acciones, según el punto de vista de Salinero, ha conllevado «la utilización de dinero público para su campaña electoral», de ahí que instado a la Junta Electoral de Zona a sancionar al PP por este motivo. «Queremos unas elecciones limpias», ha manifestado.

Más información

Por último, el candidato de la formación morada a la Alcaldía de Burgos vaticina que no será la única denuncia contra Lacalle, puesto que «entendemos que el alcalde seguirá utilizando el Ayuntamiento como un cortijo».