«A medida que nuestro idioma se haga más fuerte en el entorno digital, más fuerte se hará en el día a día de personas de todo el mundo»

Carlos Espinosa de los Monteros, Alto Comisionado de la Marca España. /
Carlos Espinosa de los Monteros, Alto Comisionado de la Marca España.

Carlos Espinosa de los Monteros afirma que todas las medidas que se adopten en esa dirección exigen la complicidad de múltiples actores

TERI SÁENZEnviado especial a Santiago de Chile

El Alto Comisionado para la Marca España ha visto desde desde febrero ampliada la denominación de la institución y sus funciones a la promoción del español. Una tarea que afronta con la fortaleza que otorga una lengua global que comparten más de 570 millones de hispanohablantes pero sabiendo que todas las medidas que se adopten en esa dirección exigen la complicidad de múltiples actores. Desde los medios de comunicación hasta la comunidad científica, las empresas, el mundo académico o los propios usuarios de un idioma global. Así lo advierte Carlos Espinosa de los Monteros en la nueva edición de 'Futuro en Español'

- ¿Qué objetivos se fija el Alto Comisionado con la ampliación de su tarea y denominación a la de promoción del español?

La lengua española es hoy uno de los principales activos de nuestro país y un instrumento esencial de nuestra proyección internacional. Por ello, el Gobierno ha encomendado a la institución a la que represento la labor de coordinar iniciativas relativas al español con una visión estratégica. Nuestro objetivo principal es impulsar el valor y el empleo de nuestro idioma como lengua global y convertirlo en una herramienta decisiva en la creación de oportunidades para la comunidad hispanohablante. Entre los retos a los que haremos frente, hay que destacar el refuerzo de la presencia del español en organismos internacionales y en la comunidad científica.

- ¿De qué manera van a implementarse las medidas previstas para encarar esos desafíos?

'El español, lengua global' es un proyecto de Estado con vocación internacional por lo que precisa de la participación de los gobiernos e instituciones iberoamericanas de habla española y portuguesa. Respecto a la misión de Marca España en la promoción del español, se constituirá un Consejo Asesor que llevará a cabo la planificación, impulso y gestión coordinada de las actuaciones de organismos públicos y privados implicados en la promoción del español. Además van a estudiarse iniciativas como la creación de un Erasmus Iberoamericano, la participación de personalidades importantes que actuarán como 'embajadores del español', el diseño de una plataforma de contenidos digitales en español y portugués o un 'Plan de Empresarios por el español'.

- ¿Cuáles son los valores del idioma compartido por más de 570 millones de hispanohablantes susceptibles de ser destacados para reforzar la imagen de España en el exterior?

El español reúne valores excepcionales como su riqueza lingüística, la belleza y el valor de su literatura, su diversidad y fortaleza, así como su potencial de futuro. Es una lengua innovadora, que permanece viva porque sabe adaptarse a las regiones y a los cambios. A pesar de ser una lengua milenaria se mantiene joven y con buena salud, abierta al mundo. Paralelamente a su diversidad, el español se mantiene fuerte gracias a la unificación formal. Y es que sólo el español, entre las grandes lenguas internacionales de comunicación, ha logrado consensuar los tres códigos fundamentales de toda lengua culta: código gramatical, código léxico y código ortográfico. Todos estos valores, en especial los de singularidad y pluralidad, constituyen mensajes clave para reforzar la imagen de nuestro país en el exterior.

- ¿Se trata de apuntalar sólo la imagen de España fuera de sus fronteras o también debe orientarse el foco hacia dentro del país?

Marca España nació con el objetivo de mejorar la imagen de nuestro país en el exterior pero pronto quedó patente la importancia de trabajar también de cara al interior. El pueblo español es uno de los más autocríticos del mundo y que peor opinión tiene de sí mismo. Somos el cuarto país con mayor diferencia entre la valoración interna y externa. Se ha mejorado pero hay que seguir trabajando en dar a conocer nuestras fortalezas a los propios españoles. Muchas veces es simplemente desconocimiento. Cuando mostramos el liderazgo español en muchos sectores, todo el talento y los avances que ofrecemos al mundo, los propios españoles se sorprenden. Con el idioma pasa igual. Muchos españoles no saben la importancia que tiene en el mundo la lengua que utilizan cada día. Cuando descubren que somos más de 570 millones de hispanohablantes, que a mitad de siglo seremos 750 millones y que los países anglosajones reconocen el español como el idioma con más futuro, todos se sorprenden. Tenemos que querernos más y sentirnos orgullosos de lo que somos y hemos conseguido.

- Además de valores históricos y culturales, el español dispone de un destacado potencial económico. ¿Cómo debería explotarse esa herramienta de oportunidades?

La lengua es un bien económico y cuantas más personas la utilicen más valor tendrá. El español multiplica los intercambios comerciales entre países que lo hablan y la industria cultural en español tiene cada vez más pujanza en el mundo, debido al talento de nuestros creadores. Para mejorar el valor de nuestro idioma debemos fortalecer su utilización en los organismos internacionales y fomentar su estudio como segunda lengua a través de una promoción intensiva en el entorno empresarial, para que sea percibida como un valor de empleabilidad. Pero sobre todo debemos fomentar su utilización en la creación científica y tecnológica y en los centros del conocimiento. Las nuevas tecnologías, los descubrimientos médicos y los avances conseguidos gracias al talento de hispanohablantes deben contarse al mundo en español.

- ¿Cómo deben complementarse el papel de las administraciones públicas en los diferentes países y el de las empresas e iniciativas privadas en esa tarea compartida?

El español es patrimonio de todos los que lo hablamos y todos debemos implicarnos en su defensa y promoción. El papel de los organismos públicos y las iniciativas privadas deben ir de la mano, complementarse e impulsarse mutuamente. Hay que ser conscientes de que las políticas para mejorar el aprendizaje y la enseñanza del español, por ejemplo, si bien son determinadas por la labor política, su implementación y éxito depende también de organismos privados. Para que tenga éxito, todos los organismos y estamentos sociales deben hacer suya la iniciativa.

- ¿Puede abordarse una labor tan ambiciosa sin una estrategia de alianzas?

Contamos con mantener y potenciar las alianzas ya existentes en todos los países hispanohablantes y que han sido desarrolladas por la RAE, el Instituto Cervantes, Telefónica, Universia, etcétera.

- ¿En qué medida propuestas como 'Futuro en Español' coadyuvan a la consecución de los objetivos de la marca España?

Para el éxito del proyecto 'Español, una lengua global' es necesaria la implicación de la sociedad civil y el sector privado. Esta iniciativa del Grupo Vocento se ha convertido en un foro clave para debatir sobre las oportunidades de negocio de nuestra lengua y el intercambio cultural en el mundo hispanohablante. Agradecemos que esta cita internacional sea un punto de encuentro entre instituciones y empresas cuya fuente de riqueza es el español y que a través del debate de expertos se ayude a comprender cuáles deben ser nuestras prioridades y nuestros retos futuros.

- Los medios de comunicación en español se antojan una herramienta fundamental en cualquier estrategia de impulso vinculada a un idioma globalizado.

La materia prima del trabajo de los medios de comunicación es el lenguaje y son responsables clave del uso, cuidado y defensa de nuestro idioma. La implicación de los medios y su compromiso en la utilización adecuada de español, como garantes de su uso social, es imprescindible para que la estrategia del impulso del español como lengua global tenga éxito.

- ¿Pasa ese futuro necesariamente por un desarrollo digital?

Por supuesto. Hoy en día las comunicaciones no se entienden fuera del entorno digital, que ha resultado clave para la globalización de la cultura hispánica y la expansión de nuestra lengua. El español ya es la tercera lengua más utilizada en internet y es la segunda en uso en las redes sociales. Por ejemplo en Twitter es el segundo idioma en ciudades mayoritariamente anglófonas como Londres o Nueva York. A medida que nuestro idioma se haga más fuerte en el entorno digital, más fuerte se hará en el día a día de personas de todo el mundo.

- Detectados los puntos sobre los que debe apoyarse la promoción del idioma, también deben tenerse en cuenta las amenazas que ciernen sobre esa tarea. ¿Cuáles son cómo deberían neutralizarse?

Como siempre, en España el mayor riesgo es no trabajar conjuntamente y con metas y objetivos compartidos. Las demás lenguas están apostando fuerte por alcanzar el carácter de lenguas globales con las ventajas que ello conlleva y el español no puede quedarse atrás.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos