Imagina: de seis a cero en cuatro años

Imagen del 26-M/BC
Imagen del 26-M / BC

El partido ciudadano Imagina ha pasado de contar con seis ediles a no conseguir ninguna representación en el Ayuntamiento de Burgos | Podrían gobernar varias localidades en la provincia

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

Los resultados electorales de la noche del 26-M cayeron en Imagina «como un jarro de agua fría». Así lo reconoce el número dos en la lista para la Alcaldía, Juan José Asensio, quien afirma que «estamos decepcionados, desanimados», pues si bien esperaban reducir apoyos lo que no habían previsto era quedarse sin representación municipal.

Y es que, echando la vista atrás, el batacazo ha sido duro. Hace cuatro años, Imagina Burgos irrumpía con fuerza en el Ayuntamiento de la ciudad consiguiendo un total de seis concejales. Dieron el campanazo, nadie se esperaba semejante resultado, aun sabiendo que la fuerza de Podemos iba a ser relevante.

Más información

Quizá ahí se encuentre la clave de la debacle de 2019, según Asensio. «La gente no ha sabido entender por qué no íbamos juntos, hemos pagado la escisión duramente». Hace cuatro años, Podemos optó por no concurrir a las municipales, pero sí prestó apoyo a formaciones populares e independientes como Imagina Burgos. Ahora, cuatro años después, la formación morada ha decidido concurrir de manera autónoma e Imagina se ha quedado aglutinando Izquierda Unida, Equo y otras fuerzas de izquierda.

Por otro lado, también señala como motivo de su caída, la enorme subida del Partido Socialista «al que los burgaleses le han dado el voto de garantía».

La suma de fuerzas entre Imagina y Podemos dio sus frutos en los últimos comicios, en 2015. En ese momento, consiguieron seis ediles en el Ayuntamiento de Burgos. Pero la falta de entendimiento entre ellos acabó con los representantes vinculados a Podemos, Blanca Guinea y Raúl Salinero, abandonando Imagina y continuando en su cargo como concejales no adscritos.

Así, en este 2019, Imagina no ha conseguido representación. Quien sí ha conseguido dos representantes ha sido Podemos -Raúl Salinero y Marga Arroyo-. Además, hay un tercer partido en discordia, Vecinos, encabezado por Marco Antonio Manjón, simpatizante de Podemos que aterrizó en el proyecto Imagina y acabó la legislatura con ellos, pero abandonó para conformar su propia lista y se convirtió en el quinto concejal no adscrito del Ayuntamiento.

En 2015, consiguieron seis ediles gracias al 20,70% de los apoyos (18.579 votos). En 2019, Imagina se hizo con el 4,68% (4.273 sufragios), Vecinos con un 0,86% (786 votos), mientras que Podemos ha sido el partido mejor parado con los dos ediles de representación 6,64% de los votos (6.064). La suma de estas tres formaciones daría un total de 11.123 votos, lo que hubiera supuesto un tercer edil y una mayoría de izquierdas (aunque seguiría suponinedo una pérdida de 7.456 votos con respecto a 2015).

A pesar del pinchazo del partido en la capital, Imagina Burgos sí ha conseguido algunos apoyos en la provincia y tendrán al opción de gobernar en localidades como Melgar de Fernamental, Valle de Sedano, Bañuelos de Bureba o Rabanera del Pinar. Sin embargo, la continuación de este partido ciudadano en la capital burgalesa está en el aire. Se reunirán próximamente «para evaluar, emitir su juicio para plantear el futuro», ha afirmado Asensio.