Histórico resultado del PSOE en Burgos, aunque la llave de gobierno queda en manos de Cs

Daniel de la Rosa, ganador de las elecciones municipales al Ayuntamiento de Burgos, junto a Esther Peña, secretaria provincial del PSOE/María González
Daniel de la Rosa, ganador de las elecciones municipales al Ayuntamiento de Burgos, junto a Esther Peña, secretaria provincial del PSOE / María González

El PSOE se convierte en la primera fuerza de la capital burgalesa y consigue 11 concejales | El PP pierde tres y se queda con 7 ediles, mientras que Cs alcanza 5 | Entran Podemos y Vox y sale Imagina

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El PSOE vuelve a hacer historia. Tras los excelentes resultados cosechados en las elecciones generales del pasado 28 de abril, cuando se convirtió en la primera fuerza política de la provincia, los socialistas repiten hazaña en la capital y superan al Partido Popular, que obtiene sus peores resultados en Burgos. Un PP que lleva gobernando casi de manera hegemónica en la capital durante los últimos mandatos, salvo el paréntesis socialista de Ángel Olivares (1999-2003), y que podría perder la Alcaldía.

La candidatura encabezada por Daniel de la Rosa consigue 11 concejales, cuatro más de los que dispone actualmente (7). Los socialistas obtendrían así un resultado histórico, el mejor en el Ayuntamiento de Burgos, pues ni cuando gobernó Ángel Olivares superó la decena, una cifra que sí obtuvo cuatro años más tarde, en 2003. Once ediles también consiguieron en el mandato 1991-1995.

Mientras, el partido liderado por Javier Lacalle se queda con 7 ediles, frente a los 10 con los que cuenta ahora.Obtendría sus peores resultados, pues incluso en el mandato de 1999 a 2003, en el que los 'populares' estuvieron en la oposición, consiguieron 10 ediles. De ahí, el Partido Popular remontó, consiguiendo mayoría absoluta con 14 ediles (que incluso se mejoró en años posteriores), una situación de éxito que mantuvo hasta 2015, cuando bajaron a 10 concejales.

También como gran perdedora está Imagina Burgos, que pasa de dar el pelotazo en 2015 con seis ediles a quedarse fuera del Ayuntamiento. Mientras, Ciudadanos mantiene el arrastre de votos de las elecciones generales, que le permitió obtener un diputado nacional, y tras acceder en 2015 con 4 representantes ha conseguido mejorar resultados hasta alcanzar el número 5.

Podemos, que en esta convocatoria se presenta de manera autónoma, fuera de Imagina Burgos, ha conseguido aglutinar los suficientes apoyos para conseguir 2 ediles. El mismo número que Vox, que entra en el Ayuntamiento, después de quedarse fuera en 2015. Sin opciones se quedarían las otras tres candidturas, entre ellas, las lideradas por los ediles Silvia Álvarez de Eulate (Contigo somos Democracia-UPyD) y Marco Antonio Manjón (Vecinos).

Composición del pleno municipal con nombres y apellidos
Composición del pleno municipal con nombres y apellidos

Vencedores pero sin alcalde

Pese a la clara victoria del PSOE, el futuro del Ayuntamiento de Burgos queda en el aire, incluso pendiente de lo que pueda hacer Ciudadanos, que se ha convertido en llave de gobierno. Los socialistas no alcanzan la mayoría absoluta, 14 ediles, para gobernar en solitario un Consistorio de 27 concejales. Será necesario negociar y alcanzar pactos políticos para que uno de los candidatos sea investido alcalde el próximo 15 de junio, y en principio la batalla estaría entre Daniel de la Rosa y Javier Lacalle, como líderes de los partidos más votados.

La suma de las 'izquierdas', PSOE y Podemos, daría como resultado 13 ediles, insuficiente para formar gobierno. Se necesitaría la complicidad de Cs, bien sumándose a un gobierno, bien absteniéndose en la investidura de De la Rosa. El socialista solo necesita mantener su mayoría de 11 ediles sobre el Partido Popular, algo que puede tornarse complicado dados los resultados.

Y es que la suma de las 'derechas', siguendo el modelo de Andalucía, sí que alcanzaría el número mágico de 14 concejales. Si Javier Lacalle no consigue el apoyo expreso de Cs y Vox, la mayoría se la llevaría el PSOE, de ahí que el PP ya haya anunciado su voluntad de negociar, alegando que la mayoría social de Burgos es de 'centroderecha'.

Más información