Burgos y Soria estudiarán medidas para luchar contra los accidentes provocados por animales silvestres

Imagen de archivo de un accidente con un jabalí/Luis Calabor /El Correo
Imagen de archivo de un accidente con un jabalí / Luis Calabor /El Correo

El problema de la irrupción de animales salvajes en la carretera afecta de manera destacada a ambas provincias, que piden un control del censo

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Los subdelegados del Gobierno en Burgos y Soria, Roberto Saiz y Yolanda de Gregorio, se reunirán en mayo para estudiar el problema de siniestralidad que sufren las carreteras de ambas provincias por la irrupción de animales silvestres en la calzada. Así lo ha avanzado De Greogroio hoy, en declaraciones recogidas por EFE, en las que ha explicado que la reunión tendrá lugar en Soria y se abordarán las medidas que se pueden implementar para paliar o reducir este tipo de accidentes.

La subdelegada del Gobierno ha señalado que en la provincia se han puesto en marcha iniciativas para frenar este problemas, algunas de las cuales, según ha reconocido, no han tenido efectos positivos. «En la DGT se están estudiando algunas medidas pero creo que lo más importante es adaptar la cabaña cinegética a los cotos», ha avanzado.

Más información

En este sentido ha señalado que la Subdelegación del Gobierno en la provincia está trabajando conjuntamente con la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Soria para poner en marcha todas las medidas que sean necesarias para evitar en lo posible estos accidentes.

«Habrá que adaptar la cabaña cinegética a los cotos de la provincia y en breves fechas tendremos una reunión conjunta con la Subdelegación del Gobierno de Burgos, donde hay también muchos accidentes por animales silvestres», ha insistido.

Principal factor

De Gregorio ha subrayado que el principal factor de riesgo que concurre en la inmensa mayoría de los accidentes sucedidos en la provincia es la irrupción de animales asilvestrados en la carretera. De los 329 accidentes del primer trimestre de 2018, en 211 han estado presentes los animales, un 64%.

«Dos de cada tres accidentes los provocan animales, bien es cierto que en ninguno de ellos ha habido personas heridas, pero el peligro está ahí. Es muy preocupante», ha recalcado. También ha recordado que de los 304 accidentes registrados en las carreteras sorianas en 2017, 205 ocurrieron por animales incontrolados.

Una situación similar a la que registra la provincia burgalesa. En los días previos al inicio de la Operación Especial de Tráfico 'Semana Santa', el subdelegado del Gobierno en Burgos aseguró que, en 2017, las carreteras burgalesas registraron 2.367 accidentes en los que se vieron implicados animales sueltos, lo que supone un 68% del total de los siniestros en los que intervino la Guardia Civil.

El problema preocupa mucho en Burgos, también a la Jefatura Provincial de Tráfico, que ha pedido a la Junta de Castilla y León un mayor control del censo. El jefe provincial, Raúl Galán, ha asegurado estar «desbordados», insistiendo en que el problema es la falta de control del censo, sobre todo en el caso de los corzos. De ahí la reunión interprovincial, en busca de soluciones conjuntas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos