Burgos-Miranda, un corredor que no perdona los despistes ni los errores

La liberalización de la AP-1 Burgos-Armiñón permitirá descargar de tráfico la N-1, unos 70 kilómetros de recorrido que acumulan el 17% de las víctimas mortales de la última década

Imagen de la última concentración por los jóvenes fallecidos en agosto/Ismael del Álamo
Imagen de la última concentración por los jóvenes fallecidos en agosto / Ismael del Álamo
Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Si te despistas puedes acabar debajo de un camión. Si calculas mal las distancias puedes empotrarte contra un camión. Y si simplemente circulas por tu carril, concentrado en el volante que llevas entre manos, puedes verte implicado en una colisión múltiple, así, sin comerlo ni beberlo. Circular por carretera entraña sus riegos, como es lógico. Sin embargo, la N-I no perdona ni despistes ni errores. Y buena prueba de ello son los 37 accidentes mortales que se han producido en la última década, en su mayoría con vehículos pesados implicados.

El corredor Burgos-Miranda de Ebro, 70 kilómetros de carretera nacional de un único carril por sentido, acumula el 13,8% de los siniestros con fallecidos registrados en la provincia entre 2009 y 2018 (con datos de la Jefatura Provincial de Tráfico hasta el 30 de septiembre). En esos 37 accidentes mortales han perdido la vida 54 personas, un 17,3% del total, que asciende a 312 personas.

Más información

Ha habido años especialmente trágicos, como el pasado, cuando fallecieron 8 personas en 4 accidentes. Mientras, en lo que llevamos de año han perdido la vida 3 personas en 2 siniestros. La N-I soporta una media diaria de 10.000 vehículos, de lo que la mitad son camiones. Es una vía de un único carril por sentido, con deficiencias en señalización y trazado (cruces a nivel sin carriles de aceleración y desaceleración, zonas de escasa visibilidad donde se permite adelantar), lo que la convierte en uno de los puntos más peligrosos de la red viaria provincial.

Y los datos refrendan la teoría. La AP-1 Burgos-Armiñón, en la última década, ha registrado 22 accidentes mortales con 33 fallecidos. Eso sí, la autopista de peaje acumula más accidentes con víctimas: 352 con 133 hospitalizados frente a los 301 de la N-I, con 89 hospitalizados. Tal vez la autopista presente mayor siniestralidad que la N-I, en términos globales, pero de lo que no hay duda es de que los accidentes de la nacional son más graves, y mortales.

Más graves

De nuevo las estadísticas dan las claves para entender la elevada siniestralidad, y mortalidad, de la N-I. Las salidas de vía, con 254 de los accidentes totales registrados entre 2009 y 2018, son la primera causa de accidente en la AP-1. En el caso de la N-I, las salidas de vía estuvieron detrás de 98 siniestros, compartiendo protagonismo con las colisiones: 75 lateral y frontolateral, 29 frontales y 63 traseras múltiples.

Está claro, el riesgo de sufrir un accidente, y de que este sea mortal, es mucho mayor en una nacional que en una autovía o autopista. Una colisión frontal o fronto-lateral es casi mortal de necesidad, sobre todo si hay un vehículo pesado implicado, y en la AP-1 solo se han registrado 5 colisiones frontales en la última década, 11 laterales y 55 traseras. De ahí la imperiosa necesidad de liberalizar la AP-1.

Más información

La Plataforma de Vecinos Afectados por la N-I, creada en 2010, lleva casi dos décadas reclamando el rescate de la autopista y, este 1 de diciembre, verán cumplidos sus deseos. Los 84,3 kilómetros serán de paso libre y gratuito, poniendo fin a 44 años de peaje, y se espera que descargue de tráfico la nacional, reduciendo la siniestralidad. La plataforma calcula que la vía ha registrado más de 250 fallecidos entre 1994 (año en el que finalizaba la concesión inicial) y 2018.

Se estima que absorba unos 7.000 vehículos, principalmente camiones, que se sumarán a los 20.000 diarios de media que ha registrado la vía en 2018. De este modo, la N-I se quedaría para tráfico doméstico. Y si hay menos circulación y menos vehículos pesados, caerán las cifras de siniestralidad y las víctimas mortales. Al menos esa es la teoría, que habrá que ir comprobando a medida que pasen los meses y se circule libremente por la autopista, sin pagar en ninguno de sus peajes.

 

Fotos

Vídeos