La tapa burgalesa como forma de entender la vida

Elaboración de una tapa. /Ramón Goómez
Elaboración de una tapa. / Ramón Goómez

Del 20 de junio al 5 de julio se celebran en unos 50 establecimientos burgaleses las Jornadas del Día Mundial de la Tapa en las que se ensalza el patrimonio gastronómico con productos locales de calidad

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

El Día Mundial de la Tapa, fechado en el 20 de junio, se alarga en Burgos del 20 de junio al 5 de julio con las Jornadas Gastronómicas del Día Mundial de la Tapa. El objetivo es seguir promocionando Burgos a través de su patrimonio gastronómico.

Por el momento, casi medio centenar de establecimientos de la capital burgalesa se han sumado a esta iniciativa con la que se quiere potenciar el papel de la gastronomía como atractivo turístico. Se trata de unas jornadas que se suman a acciones simultáneas con carácter internacional en torno a esta elemento tan característico de nuestro país como es la tapa.

Unos días en los que esta forma de comer, de relacionarse y de entender la vida y la gastronomía será la gran protagonista en los establecimientos hosteleres españoles. Unos 50 locales burgaleses se suman a esta acción que, además, coincide en fechas con los Sampedros.

Enrique Mata, presidente de la Federación Provincial de Hostelería, explica que para este evento con acciones internacionales Burgos se suma centrado en la promoción de «nuestros productos locales».

Durante estos días se podrá disfrutar en la capital burgalesa de esas pequeñas creaciones que resultan ser verdaderas obras de arte de gastronomía en miniatura. Una forma de entender las relaciones sociales, con charlas animadas entorno a una mesa, a una comida y una bebida, salir a la calle a socializar y probar bocados diferentes.

Para este evento se dividirá la ciudad en sectores para que los diferentes barrios se identifiquen con estas iniciativas y hacer así más sencillo el reconocimiento de estos por parte de los ciudadanos. El combo fijado será de 3,5 euros la consumición más la tapa. En los establecimientos participantes habrá dos identificadores, un cartel y un globo verde que simboliza a una aceituna, elemento protagonista del cartel.

Para añadirle más dinamismo y atractivo a estas jornadas, desde la Federación de Hostelería se organizará un concurso a través de la red social Instagram en el que se premiará a la mejor foto de las jornadas etiquetada con su correspondiente hashtag, o etiqueta. El premio será la altura del vencedor en cajas de cerveza.

Este es el primer año que Burgos se suma a este evento a través de la Federación Provincial de Hostelería de Burgos con la colaboración de Mahou-San Miguel, Burgos Alimenta y Promueve Burgos. El objetivo, como ha apuntado Mata, es darle continuidad y que en próximos años se pueda extender su celebración a la provincia.

Más información