Monika denunció a su pareja en 2011 por malos tratos, pero retiró la acusación

Momento en el que retiran el cadáver de Monika/Aythami Pérez
Momento en el que retiran el cadáver de Monika / Aythami Pérez

El Juzgado de Salas confirma que la mujer asesinada había denunciado a su pareja, aunque más tarde no quiso continuar con la denuncia

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

La última mujer víctima de violencia de género había denunciado a su pareja por malos tratos en 2011. Así lo ha confirmado el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Salas. Monika denunció ante la Guardia Civil a su pareja por unas lesiones tras una discusión. Posteriormente, ella manifestó ante la Benemérita que no quería continuar con la denuncia; al igual que en el Juzgado, donde concretó que se había producido un golpe accidentalmente.

Más información

Tras el incidente, el hombre, que fue detenido y puesto a disposición judicial, quedó en libertad y el procedimiento se archivó de acuerdo con el criterio del fiscal.

Además, el pasado 28 de junio se produjo un incendio en la casa donde convivía la pareja cuando no estaba habitada y la mujer no se encontraba en Salas de los Infantes. El Juzgado abrió diligencias y, tras recibir el atestado de la Guardia Civil, se archivaron al no hallarse responsabilidad delictiva alguna.

A pesar de estos antecedentes, el resultado final es el de una nueva víctima de violencia de género, que se convierte en la segunda mujer asesinada a manos de su pareja, después del homicidio de una anciana de 95 años en la localidad leonesa de Toreno.