Las protestas en Rublacedo vuelven por Semana Santa

Los vecinos se han movilizado en numerosas ocasiones/BurgosConecta
Los vecinos se han movilizado en numerosas ocasiones / BurgosConecta

Los vecinos se manifestarán mañana contra el alcalde pedáneo de Rublacedo de Arriba, al que acusan de inoperante

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La moción de censura del Partido Popular contra Ciudadanos, que ha permitido que José García vuelva a ser alcalde en Rublacedo de Abajo, no ha calmado los ánimos en la pedanía. Los vecinos de Rublacedo de Arriba siguen en pie de guerra contra el regidor pedáneo, Felipe Cerezo, al que califican de «inoperante» y exigen su sustitución. Así lo harán mañana sábado, 31 de marzo, en la manifestación convocada a las 12:00, que recorrerá las calles del pueblo para acabar frente a la sede de la Junta Vecinal.

Víctor Gómez, portavoz de la Plataforma Salvemos Rublacedo, iniste en que Cerezo en lugar de resolver los problemas de los vecinos los agrava. Además, «es muy agresivo», ha tenido enfrentamientos directos con algunos de los vecinos, les provoca constantemente y les «amenaza», ha asegurado. Por ese motivo, algunos de ellos «tienen miedo», y así se lo han comunicado a partidos políticos y instituciones, sin que nadie haya hecho nada.

Más información

«El pueblo está muy unido», ha afirmado Gómez, y también «muy indignado». La marcha de Marta Ruiz como alcaldesa de Rublacedo de Abajo solo ha hecho que empeorar las cosas en la pedanía, a juicio de la plataforma, creando «una atmósfera dce crispación que nadie sabe dónde llegará», de ahí la manifestación convacada para este sábado.

Pueblo fantasma

Mientras, Felipe Cerezo respeta la movilización aunque considera que «no tiene mucho sentido». Durante el invierno, Rublacedo ha sido «un pueblo fantasma», con únicamente dos vecinos residiendo en la pedanía. Ahora, con el buen tiempo, vuelven los que viven en la capital, insiste en regidor, y se reanudan las movilizaciones. Sin embargo, nadie se ha preocupado durante los últimos meses del estado de las vías de acceso al municipio o del riesgo de desbordamiento del río.

Cerezo está cansado de los ataques constantes, la difamación permanente y la falta de respeto, a su persona y a su familia. Así que se encomienda a la Justicia y recuerdan que algunos procedimientos están a punto de concluir, como las denuncias por prevaricación o por la agresión a Marta Ruiz hace un año. Falta muy poco para saberse la verdad, afirma el regidor, tras la cual se esconden intereses económicos, que no comparten ni él ni la que fuera alcadesa de Rublacedo de Abajo.

Al mismo tiempo, Cerezo recuerda que la plataforma, con todos sus recursos y protestas ante decisiones municipales, «ha conseguido el colapso administrativo y económico de la junta vecinal». A su juicio, el pueblo debería preocuparse por regularizar el padrón, y retirar a los empadronados que no viven de manera habitual, y sacar a subasta las tierras, pues son 200 hectáreas en La Bureba que ganerarían riqueza al municipio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos