El PSOE recuerda que Martín Bellostas ha sido condenado por su «inactividad» y ralentizar de forma «voluntaria» denuncias que perjudican a sus «amigos»

Marco Antonio Escudero, alcalde pedáneo de Villalbilla Sobresierra, impuslor de la denuncia que ha llevado a la inhabilitación de Martín Bellostas/BC
Marco Antonio Escudero, alcalde pedáneo de Villalbilla Sobresierra, impuslor de la denuncia que ha llevado a la inhabilitación de Martín Bellostas / BC

El alcalde pedáneo de Villalbilla Sobresierra, impulsor de la denuncia, insiste en denunciar el «amiguismo» implantado en Merindad de Río Ubierna | Critica que Martín Bellostas «desprestigie y desafíe» a la justicia al recurrir la sentencia

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La justicia no condena la construcción de una tejavana en Robredo Sobresierra sin licencia municipal, condena la «pasividad e inactividad» del alcalde Raúl Martín Bellostas a la hora de tramitar una denuncia cuando perjudica a sus «amigos», retrasando la incoación de expediente sancionador y facilitando que la infracción cometida caduque, de manera «consciente y voluntaria».

Marco Antonio Escudero, el alcalde pedáneo de Villabilla Sobresierra que impulsó la denuncia contra el regidor de Merindad de Río Ubierna, lo quiere dejar bien claro. En este caso, la construcción de una tejavana sin licencia solo es un ejemplo más de la «inactividad» con la que gestiona Martín Bellostas aquellas denuncias que no son de su agrado, que se dilatan en el tiempo hasta que presciben mientras se aplica con celeridad la normativa para el común de los vecinos.

La sentencia que condena a Martín Bellostas a siete años de inhabilitación es «muy sólida y fundamentada», afirma el alcalde pedáneo socialista, que ha vuelto a ser reelegido por mayoría en las elecciones del pasado domingo. «Los jueces condenan en base a hechos probados», insiste, y así recoge la sentencia que el alcalde tardó un año en incoar los expedientes correspondientes, pese a contar con informes técnicos y jurídicos, lo que favoreció que la infracción caducase.

Más información

«Son hechos probados que Martín Bellostas, de forma consciente y voluntaria, sabiendo que era competente para restaurar la legalidad y teniendo conocimiento de la existencia de la obra y de las quejas y denuncias de los vecinos, permaneció inactivo y no ordenó incoar expediente sancionador y de restauración de la legalidad« hasta septiembre 2014.

Sin embargo, no está demostrado, insiste la sentencia, que retrasase de forma consciente y voluntaria la tramitación de dichos expedientes, para favorecer que caducasen. Sin embargo, Escudero reconoce que el alcalde sabía que «el tiempo corría a favor de su amigo» al tardar en incoar el expediente, aunque tenía el informe técnico que indicaba que la tejavana se estaba construyendo sin licencia y otro de la secretaria que solicitaba la sanción y la restauración de la legalidad.

El alcalde pedáneo insiste en que se condena «la pasividad y la inactividad del alcalde en la tramitación de denuncias, que cuando son contra sus amigos se ralentiza y deja que caduquen y prescriban», pero cuando son del resto de vecinos se resuelven «enseguida». Y, en este caso, la tejavana la estaba construyendo un «amigo íntimo» y fueron varios los vecinos que denunciaron la situación ante el Ayuntamiento.

«Desafío»

Para Marco Antonio Escudero, la actitud del alcalde ante la sentencia es un claro «desafío a la justicia». Raúl Martín Bellostas ya ha asegurado que no comparte la decisión judicial y que recurrirá, «desprestigiando» la justicia, insiste el socialista, al mismo tiempo que recuerda que la sentencia la he emitido la misma jueza que absolvió a Martín Bellostas meses atrás y, entonces, «era muy buena».

El alcalde pedáneo afirma que la actuación de Martín Bellostas ha dañado a los vecinos, que son tratados de manera desigual en función de si son «amigos o enemigos» y a la pedanía de Villalbilla Sobresierra, que lleva siete años, desde 2013, sin recibir ayudas. «Nos ha castigado» por la denuncia, afirma Escudero, que también ha sufrido amenazas y todo tipo de vejaciones con el propósito de echarle de la junta vecinal para tratar de parar el proceso judicial.

Por todo ello, el PSOE exige a Martín Bellostas que no recoja su acta de concejal el próximo 15 de junio pues, al margen de ser un acto de dignidad política, estaría incurriendo en otro delito. Han consultado con profesionales del derecho quienes, remitiéndose a sentencias del Tribunal Supremo, afirman que no podría recoger su acta aunque la sentencia que le inhabilita no sea firme.

Se ha solicitado un informe técnico al secretario del Ayuntamiento de Río Ubierna para que analice la situación y dé respuesta a la petición, lo mismo que a la Diputación. También se ha pedido a César Rico que «actúa en consecuencia de los principios de regeneración del Partido Popular y tome las medidas oportunas». El socialista no entiende cómo es posible que los 'populares' mantengan a Martín Bellostas, imputado por numerosas causas, y que tiene pendientes al menos dos procedimientos judiciales más.