El San Pablo muestra sus credenciales

Huskic firmó un gran choque. /GIT
Huskic firmó un gran choque. / GIT

El San Pablo Burgos vence al Baskonia tras un choque igualado que se resolvió en los últimos minutos | Gran imagen de los hombres de 'Epi

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

No podría haber mejor manera de estrenarse en casa que venciendo a todo un Kirolbert Baskonia. Tras el tropiezo de la primera jornada frente al Monbús Obredoiro, el San Pablo ha dado esta noche muestras de su potencial venciendo en el Coliseum al conjunto vitoriano tras un choque intenso que se decantó del lado burgalés en unos últimos compases de auténtico infarto.

82 San Pablo Burgos

Javi Vega (5), Álex López (4), Cancar (10), Jaramaz (5), Kravstov (7) -quinteto inicial-; Fitipaldo (8), Frazier (14), Thompson (12), Huskic (13), Radoncic (4).

79 Kirolbet Baskonia

Vildoza (6), Janning (10), Poirier (4), Shengelia (18) , Shields (12) -quinteto inicial- Voigtmann (5), Huertas (12), Diop (7), Granger (2), Garino (3), Hilliard (-)

Cuartos:
24-18, 43-38, 68-65, 82-79.
Árbitros:
M.Á. Pérez, Rafael Serrano, Jorge Martínez.
Incidencias:
Partido correspondiente a las segunda jornada de la liga Endesa ante 9.000 espectadores. Durante el descanso se rindió homenaje a la selección de Castilla y León de baloncesto femenino adaptado.

Los dos equipos llegaban al feudo del Arlanzón en momentos muy diferentes de moral; el San Pablo Burgos sin tiempo para pensar en la derrota ante el Monbus en Santiago de Compostela y el Baskonia en lo más alto de la tabla tras ganar con solvencia su primer encuentro en la competición liguera ante el Tecnyconta Zaragoza. Duro rival para el conjunto burgalés, sin duda.

Así de hecho lo demostró en los primeros compases, en los que la velocidad y la intensidad fueron las tónicas dominantes. Eso sí, fue el San Pablo el que comenzó mandando en el marcador merced a cuatro puntos de Krastov. Sin embargo, el Kirolbet Baskonia se puso pronto el mono de trabajo y demostró su seriedad en defensa para frenar los arranques ofensivos del cuadro azulón. No tan fuerte se presentaban los burgaleses, ya que los vitorianos entraban hasta la cocina y lo convertían todo hasta poner 7-11 en el marcador. Ese fue sin duda uno de los puntos de inflexión del choque.

Y es que, a partir de ahí, el San Pablo asumió el protagonismo. Álex López tomaba las riendas del equipo y con la entrada de Fitipaldo y Thompson encontró los aliados que el equipo necesitaba. Durante los siguientes minutos se mostró mayor igualdad sobre la cancha, pero Huskic y el acierto en el rebote defensivo permitieron al San Pablo dar la vuelta al luminoso (15-13).

Tras un tiempo muerto para poner orden, Thompson siguió haciendo de las suyas en los últimos compases del primer periodo para conseguir irse de seis en el marcador hasta el 24-18 con el que cerró el primer periodo.

Más información

El pivot norteamericano continúo en su tónica e hizo las delicias de la afición en el arranque del segundo cuarto y la afición se venía arriba gracias a un triple de Frazier. El San Pablo Burgos se iba de trece (33-20), momento en el que la intensidad estaba presente por parte de ambos conjuntos, aunque con un nombre sobresaliendo por encima del resto: Deon Thompson, cuya salida de la pista coincidió con el pinchazo del equipo, que vio cómo el Baskonia recortaba distancias (36-30). Cancar intentaba poner remedio a la dinámica negativa anotando cuatro puntos en apenas unos segundos y el acierto con los triples por ambas partes pusieron en este periodo el 43-38.

Tras el paso por vestuarios, el San Pablo regresó a pista concienciado de que la victoria no se podía escapar esta vez. Huskic salía en sexta marcha y conseguía anotar el primero en esta segunda mitad. Las faltas personales se sucedían para ambos equipos, señal de que la intensidad seguía predominando sobre la cancha y, según pasaban los minutos, la igualdad aparecía también.

Recortando diferencias

Así lo demostraba el marcador, que llegó a separar a ambos conjuntos solo en cuatro puntos (52-48) a falta de seis minutos para el final del periodo. Frazier no se resignaba a que llegara la igualada y marcó un triple que dejaba claro quién quería llevarse el partido. Y no fue el único que marcó durante este periodo.

La llegada del 66-63 al marcador hizo necesario un tiempo muerto para que no se escapasen más puntos. Jamaraz salió a por todas y anotó una canasta muy necesaria para llevarse un colchón tras el tercer periodo que se vio empañado por la anotación de dos tiros libres de Baskonia (68-65).

A la vista de la situación, todo hacía indicar que el partido se resolvería por detalles en la recta final. Y así fue. De hecho, el equipo vitoriano se ponía por delante gracias a una acción de Granger a falta de cinco minutos para el final (68-69). Era la primera vez que el Baskonia tomaba ventaja en casi 30 minutos, y eso asusta. Sin embargo, al San Pablo no le temblaron las piernas. Todo lo contrario.

Los hombres de 'Epi' supieron leer a la perfección las exigencias del guión y desplegaron sus argumentos en la cancha. En un final de infarto, en el que cada posesión era un tesoro, el conjunto burgalés volvía a ponerse por delante en el marcador (79-77) merced a un gran triple de Frazier a falta de minuto y medio.

Apenas unos segundos después, Huskic anotaba bajo aro y dejaba al Baskonia muy tocado, una situación que se profundizó después de que Cancar atrapara un rebote fundamental tras un fallo vitoriano. Ahí murió el partido, dejando al San Pablo con un magnífico sabor de boca tras una victoria de mucho mérito.

Para seguir disfrutando del espectáculo de la ACB no habrá que esperar mucho, solo al sábado, día 6 de octubre, a las 18:15 horas. El San Pablo Burgos recibirá en casa al Tecnyconta Zarazoga.

 

Fotos

Vídeos