El deterioro del claustro del Monaterio de San Juan obliga a incluir un modificado para colocar un refuerzo metálico

Imagen del claustro interior, en el que han aparecido los problemas de forjado, antes de la reforma/PCR
Imagen del claustro interior, en el que han aparecido los problemas de forjado, antes de la reforma / PCR

Los técnicos están preparando el modificado, que vendría a suponer unos 180.000 euros a mayores del presupuesto inicial | Se espera que la cubierta se pueda instalar en noviembre

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El Ayuntamiento de Burgos prepara un modificado al proyecto de remodelación del Monasterio de San Juan para hacer frente al problema detectado en el forjado del claustro interior, sobre el que se instalará en noviembre la cubierta de madera y cristal. Los técnicos están trabajando en la elaboración de dicho modificado, que supondría unos 180.000 euros, según la valoración previa realizada.

Se trata de una cuantía importante, un 10% del total del presupuesto de 1,8 millones de euros, de ahí que se requiera de un modificado, ha explicado el concejal de Fomento, Daniel Garabito, pues la intervención hay que llevarla a cabo sí o sí. Y es que, durante los trabajos de acondicionamiento del claustro, se detectó un forjado en un «estado lamentable» y «obviamente hay que actuar».

Inicialmente se pensó que el problema, una estructura muy deteriorada, podrá afectar a toda la cubierta del claustro interior. Sin embargo, una vez hechos los estudios pertinentes, se pudo comprobar que era un problema puntual del forjado en uno de los lados, así que la intervención es mucho menor. Eso sí, es imprescindible puesto que desde que se detectó esa parte del forjado está apuntada y supone «un riesgo para la seguridad», ha explicado Garabito.

Más información

La solución pasa por la construcción de una estructura metálica de refuerzo, que se colocará en el área dañada. Y, a partir de ahí, se podrá continuar con los trabajos e instalar la cubierta sin que exista riesgo alguno. El concejal reconoce que, cuando se acomete un proyecto de rehabilitación, «es muy susceptible que pasen este tipo de cosas», pues solo se conoce el estado de la instalación por lo que se ve desde fuera.

Aquí, los daños han sido menos importantes de lo inicialmente sospechado pero, aun así, la intervención tendrá un coste lo suficientemente elevado como para requerir de un modificado. Algo que preocupa al Partido Popular. Carolina Blasco preguntaba en la última Comisión de Licencias por dicho modificado, sus características, su justificación y, sobre todo, si el Ayuntamiento dispone de recursos económicos para abordarlo.

Presupuesto

Blasco insiste en que la situación es «preocupante» pues en el Ayuntamiento el «dinero está muy justo» para finalizar el año. Además, ha criticado que mientras el PP ha gestionado las obras públicas sin modificados (salvo en el caso de El Plantío y la Plaza Mayor), el PSOE ha llegado y ha tramitado un modificado del 10% sobre el proyecto del Monasterio de San Juan.

Los 'populares' han pedido información al respecto, para valorar que las causas se ajustan al supuesto del modificado pues, hasta ahora, no se había realizado ninguna tramitación al respecto. El tema ha quedado pendiente para la próxima Comisión de Licencias, si bien es cierto que Daniel Garabito se ha comprometido a informarles, una vez ha recabado toda la información al respecto.

Mientras, las obras de remodelación van a buen ritmo. Arrancaron el pasado febrero y estarán concluidas antes de la primavera de 2020. «Fijar un plazo de finalización en una obra de restauración es una apuesta arriesgada», ha afirmado el edil, si bien es cierto que se espera que la cubierta se instale en noviembre y, de ahí, a rematar la obra. «Si no hay nuevos imprevistos no debería demorarse mucho más».