Burgos grita «basta ya» contra la violencia de género

Más de 5.000 burgaleses han salido a la calle para condenar el último asesinato machista/iac
Más de 5.000 burgaleses han salido a la calle para condenar el último asesinato machista / iac

Miles de burgaleses se han manifestado esta tarde por las calles del centro para condenar el asesinato machista de Silvia Plaza Martín, de 34 años, a manos de su expareja

GABRIEL DE LA IGLESIA y ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

El hartazgo social ha tocado techo. Burgos ha salido esta tarde a la calle para gritar basta ya a la violencia machista. Una marea humana de entre 3.000 y 5.000 personas ha tomado las calles del centro de la ciudad para mostrar su enérgica repulsa ante el asesinato machista de Silvia Plaza, la última víctima de la violencia de género, una burgalesa de 34 años que falleció como consecuencia de la paliza propinada por su expareja en la madrugada del domingo.

El cálculo de la asistencia se antoja complicado, pero la manifestación ha sido, en todo caso, multitudinaria. Al filo de las 20 horas, cientos de personas se agolpaban ya en la Plaza del Cid, convocados por los colectivos feministas y el Ayuntamiento, que inicialmente había convocado otra concentración en la Plaza del Rey San Fernando. A media mañana, el Consistorio reculaba y decidía unificar ambas convocatorias en una sola cita.

Y así, encabezada por varias pancartas, arrancaba una marcha improvisada que ha transcurrido por la calle Santander, la Plaza de España, San Lesmes y la calle Vitoria en dirección a la calle San Antón, donde el ahora detenido propinó la paliza mortal a la víctima. Por el camino, gritos y proclamas que ratificaban la crispación social que se vive en estos momentos. Mujeres, hombres y familias enteras unidas en base a una idea. «¡Si tocan a una, nos tocan a todas!»; «'No es un caso aislado, se llama patriarcado!»; o «¡No estás sola!».

Unidad institucional

También estaban presentes representantes de todas las administraciones públicas, desde el alcalde, Javier Lacalle, hasta el subdelegado del Gobierno en Burgos, Roberto Saiz, el gerente de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León, Carlos Raúl de Pablos, o el líder del PSOE en la comunidad, Luis Tudanca. Todos ellos, presentes en la cita para mandar un mensaje de unidad ante la lacra de la violencia machista. «Uno está harto de tener que venir a concentrarse para protestar, para reivindicar contra la violencia de género, después de cada asesinato machista. Esto tiene que acabar en algún momento», subrayaba Tudanca al tiempo que reclamaba la aportación de «200 millones de euros» comprometidos en el Pacto de Lucha Contra la Violencia de Género.

También De Pablos se mostraba consternado. «Lamentablemente, tenemos que asistir a otro episodio en el que la violencia de género acaba con los sueños, con las ilusiones y con la vida de una joven y debemos reflexionar como sociedad, repudiando y rechazando cualquier acto como este o cualquier otro que vaya en contra de la libertad de las mujeres. Ningún acto machista se puede tolerar».

Más información

Una lacra que se ha cobrado en Burgos una víctima. Otra más. Ya son once en lo que va de año y la sociedad exige más medidas para combatirla. De momento, todas las instituciones se han puesto a disposición de la familia de Silvia Plaza para lo que necesiten. De hecho, el propio De Pablos ha confirmado que la Junta se personará como acusación particular en el caso de que se abriera causa judicial contra el detenido si la familia así lo pide.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos