El acusado de matar a su expareja en Burgos tenía orden de alejamiento de la víctima

Los hechos tuvieron lugar en las traseras de la calle Candelas/GIT
Los hechos tuvieron lugar en las traseras de la calle Candelas / GIT

La joven de 34 años murió a consecuencia de una grave paliza que le propinó su agresor en la madrugada del pasado domingo

PATRICIA CARRO y GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El hombre de 36 años acusado de matar a su expareja, Silvia Plaza Martín, una joven burgalesa de 34 años, tenía orden de alejamiento de la víctima. El subdelegado del Gobierno en Burgos, Roberto Saiz, ha confirmado que víctima y presunto agresor habían mantenido una relación sentimental, «obviamente conflictiva», y si bien desconoce en qué términos estaban actualmente, sí es cierto que existía una orden de alejamiento que, por tanto, el detenido habría quebrantado en la noche del sábado.

Saiz explicaba esta mañana que la Policía Nacional mantiene abierta una investigación para aclarar los hechos, si bien todo apuntaba ya entonces a que estamos ante un nuevo caso de violencia de género, ocasionado por un «ataque extremadamente violento». Finalmente, a media tarde, se ha confirmado de manera oficial que se trata de violencia de género.

El presunto agresor le propinó una brutal paliza en plena calle. Aunque inicialmente se planteaba la hipótesis de que la agresión se habría iniciado en un establecimiento de hostelería de la calle Las Candelas, los responsables del establecimiento lo niegan. «Ya estaba cerrado», aseguran al tiempo que insisten en que el presunto agresor y la víctima no eran clientes habiutales.

En este sentido, puntualizan, el establecimiento echó la persiana alrededor de las 00:30 horas, mientras que la agresión tuvo lugar al filo de la 1:30 horas en la calle San Antón, en las traseras de Las Candelas.

Más información

Fueron los propios vecinos del entorno los que dieron la voz de alarma y llamaron a la Policía, que se personó en la zona varios minutos después. Una vez allí, la Policía dio aviso a Emergencias Sanitarias - Sacyl, que movilizó un equipo médico que atendió a la víctima antes de trasladarla de urgencia al Hospital Universitario de Burgos (HUBU), donde falleció al filo de las 21 horas de ayer.

Antes de la llegada de la Policía a la zona, el presunto agresor huyó del lugar de los hechos, si bien, los agentes le detuvieron horas más tarde. En estos momentos continúa en dependencias de la Comisaría de Burgos, pendiente de pasar a disposición judicial.

La joven es burgalesa, de la capital. Mientras, algunas fuentes apuntan a que el presunto agresor era de nacionalidad colombiana. La investigación trata de determinar si el sujeto se encontró con la víctima por casualidad, o iba buscándola, y cómo se inició la agresión. En este sentido, varios vecinos aseguran que el detenido estaba en el lugar con otros dos hombres antes de encontrarse con la víctima y que éste se abalanzó sobre ella, propinándola numerosos golpes, incluso cuando ya estaba en el suelo. Fueron esos golpes y los gritos de la joven los que llamaron la atención del vecindario. Según afirman, cuando llegaron los facultativos sanitarios, la chica estaba tirada en la acera totalmente ensangrentada. Los agentes han tomado declaración a todos los testigos.

Once víctimas

Con la muerte de Silvia Plaza son ya once las asesinadas en lo que va de año a consecuencia de la violencia machista, según la estadística del ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Este nuevo asesinato ha generado una importante consternación entre los burgaleses y se ha convocado una concentración de repulsa a las 20:00 en la Plaza del Cid.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos