La campaña en Change.org consigue 1.200 firmas en defensa de las fiestas de los barrios de Burgos

Imagen de la Fiesta de la Cecina/César Ceinos
Imagen de la Fiesta de la Cecina / César Ceinos

Las asociaciones de vecinos entregarán en próximos días al Ayuntamiento las firmas recogidas, así como el escrito pidiendo que se recuperen las bases de 2018 suscrito por el colectivo

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El malestar continúa, no se ha aplacado. Sin embargo, la convocatoria de elecciones municipales tiene paralizada la protesta de las asociaciones de vecinos, que reclaman un cambio en las bases de las ayudas para la celebración de las fiestas de los barrios de la capital. Incluso, algunas piden retomar la reclamación una vez pase el periodo electoral, mientras el Ayuntamiento de Burgos «negocia» individualmente con aquellas cuyas fiestas están próximas a su celebración.

Eso sí, lo que no está paralizada es la campaña de recogida de firmas impulsada en Change.org, que ha conseguido sumar ya 1.200 apoyos. Se reclama consenso para sacar adelante una convocatoria de subvenciones que permita mantener las fiestas, en especial las de los barrios periféricos y con menor tradición, que pueden estar en riesgo de desaparición. Y siempre garantizando la seguridad del evento, pero sin que tenga que asumirla el colectivo organizador.

Más información

Las firmas se entregarán en el Ayuntamiento en los próximos días, igual que la petición realizada al Instituto Municipal de Cultura (IMC), con los apoyos de las asociaciones de vecinos que avalan la reclamación. Gustavo Miguel, portavoz del colectivo vecinal y presidente de la Asociación de Vecinos de 'El Pilar', recuerda que el IMC así lo pidió, alegando que si bien se citaba a diferentes asociaciones, el escrito reivindicativo solo estaba firmado por tres presidentes de asociación, como portavoces del colectivo.

La petición pedía anular la convoctoria de ayudas de 2019 y negociar unas nuevas bases para 2020, en las que las asociaciones no tengan que asumir la responsabilidad civil de la organización de las fiestas en los barrios. Y las asociaciones siguen convencidas de que, tal como están planteadas, no se pueden mantener. Sin embargo, algunas se han «desmarcado» de la protesta, al menos por el momento.

Con «miedo»

Se trata de aquellas que ya han celebrado las fiestas, o están próximas a celebrarlas, y que han recibido la presión del Ayuntamiento, pues si no cumplen con lo marcado en las bases (y firman el documento por el que asumen la responsabilidad en la organización de las fiestas) se quedan sin una ayuda municipal que es imprescindible para cubrir gastos.

«Tienen miedo» de quedarse sin subvención, insiste Gustavo Miguel, y por eso se muestran más «reticentes» a firmar ahora una petición que, en el fondo, suscriben, pues quieren que se cambien las bases para 2020. Además, Miguel lamenta que el Ayuntamiento esté negociando de manera individual con las asociaciones, para tratar de sacar adelante aquellas fiestas que considera más relevantes.

Aun así, en próximos días se llevará al Ayuntamiento el escrito solicitando la modificación de las bases de las subvenciones, firmado por cuantas asociaciones crean conveniente que deben apoyarlo. Y también se presentarán las firmas recogidas a través de la campaña impulsada en Change.org, que aspira a alcanzar las 1.5000. Se aprovechará los próximos días para darle un «último empujón».