Los sindicatos convocan seis jornadas de huelga en el centro penitenciario

Imagen de la concentración realizada esta mañana a las puertas del centro penitenciario burgalés. Aythami Pérez/
Imagen de la concentración realizada esta mañana a las puertas del centro penitenciario burgalés. Aythami Pérez

Los trabajadores del centro secundarán los paros programados en todo el sistema penitenciario para exigir más personal, un incremento salarial y mayores medidas de seguridad

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Los trabajadores del centro penitenciario de Burgos reactivan sus movilizaciones. Tras un verano en el que no se ha dado respuesta a las exigencias planteadas con anterioridad, los sindicatos UGT, ACAIP, CCOO, CSIF y CIG, que ostentan la mayoría de la representación de los trabajadores, han decidido secundar las movilizaciones previstas en el conjunto del sistema penitenciario nacional y han convocado seis jornadas de huelga, que comienzan hoy y se llevarán a cabo los días 26 de octubre y 6, 8, 13 y 15 de noviembre.

Según explica Valentín Gómez, delegado de Acaip, los motivos de la huelga son ya de sobra conocidos, y se fundamentan, básicamente, en dos reivindicaciones que vienen de lejos, como son el incremento salarial y la ampliación de las plantillas de los centros penitenciarios.

En este sentido, los sindicatos hacen especial hincapié en la situación de la plantilla de la prisión de Burgos, cuyo servicio de Vigilancia Interior mantiene un índice del 50% de vacantes respecto a la Relación de Puestos de Trabajo (RPT). Esa situación, calificada en numerosas ocasiones de insostenible, está afectando de lleno al día a día y «repercute mucho» en el ámbito de la seguridad y salud laboral, como así demuestran las últimas agresiones sufridas por parte de funcionarios en los últimos meses, asegura Gómez.

Eso sí, la falta de personal no es un problema único de Burgos, sino que se extiende por la práctica totalidad del sistema penitenciario español, toda vez que los procesos de incorporación de profesionales han estado prácticamente paralizados durante años.

Más información

En la misma línea, los trabajadores de Instituciones Penitenciarias reclaman un incremento salarial que permita compensar la pérdida de poder adquisitivo acumulada durante los años de crisis. A este respecto, recuerdan desde los sindicatos, a finales de septiembre se rechazó una propuesta mediante la que se planteaba un incremento retributivo de 123 millones de euros a lo largo del periodo 2019-2021. Una propuesta que fue rechazada por «restricciones presupuestarias» por parte del Gobierno a pesar de que tanto el PSOE como «los actuales socios en la aprobación del presupuesto» apoyaron las reivindicaciones de los trabajadores «mientras estaban en la oposición».

A la vista de la situación, las centrales sindicales han decidido convocar sendas jornadas de huelga que empezarán, eso sí, con polémica. Y es que, según denuncia Gómez, los servicios mínimos impuestos por la administración «son más que abusivos». Para muestra, un botón. «Para cumplir con los servicios mínimos, en el área de Vigilancia Interior debería haber 15 personas, y la plantilla en Burgos sólo cuenta con 13» por cada turno, concluye el delegado de Acaip.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos