SI YO FUERA ALCALDESA...

Verónica Ibáñez : «Propondría dotar a los edificios municipales de Burgos de energías limpias»

Verónica Ibáñez, portavoz de la Coordinadora ONGD Castilla y León en Burgos/BC
Verónica Ibáñez, portavoz de la Coordinadora ONGD Castilla y León en Burgos / BC

Como portavoz de la Coordinadora de ONGD de Castilla y León en Burgos, Verónica Ibáñez asegura que el objetivo prioritario de cualquier alcalde deberían ser los objetivos de desarrollo sostenible

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Burgos es un lugar privilegiado. Como lo son todos los países del 'primer mundo'. Y, aunque es bien sabido que siempre hay un sur en el norte, podemos decir que aquí vivimos bien. Los objetivos de desarrollo sostenible se cumplen en parámetros básicos como agua potable, cobertura sanitaria o acceso educativo. Sin embargo, siempre hay «matices» en los que trabajar, también en clave municipal.

Si Verónica Ibáñez fuera alcadesa de Burgos empezaría, como primera medida, por tomar los objetivos de desarrollo sostenibel como un marco de referencia básica para cualquier política municipal. «Ese sería nuestro objetivo principal», en la Coordinadora de ONGD de Castilla y León, pues queda mucho camino por andar en protección del medio ambiente.

A modo de ejemplo, Ibáñez asegura que propondría fomentar las energías renovables. «El Ayuntamiento tendría que dar ejemplo y dotar a los edificios municipales de energías limpias». Además, Burgos debería promocionar una movilidad más sostenible, en equilibrio con el medio ambiente, algo que también debería de reflejarse en la contratación pública.

La coordinadora considera prioritario que los contratos municipales incluyan cláusulas sociales, medioambientales, de comercio justo o inserción social, pues todavía se pueden hacer muchas cosas en materia de igualdad y protección a los más desfavorecidos. «Fomentaría los planes de igualdad para posibilitar que las mujeres mejoren sus vidas y se desarrollen en iguales condiciones que los hombres».

«Cumplir los objetivos de desarrollo sostenible es una cuestión de voluntad política, porque existen recursos, pero lamentablemente no interesa y se considera un objetivo de segunda». Sin embargo, Verónica Ibáñez cree que «la gente empieza a demandar otras cosas, sobre todo que les escuchen, y es un error pensar que vivimos aislados». Escuchar a los ciudadanos es «esencial», insiste Ibáñez.

Más información