La Vía Bayona exige ser BIC para proteger este 'Camino de Santiago' con mil años de historia

Imagen del Camino de Santiago Vía Bayona/Abilio Estefanía/ www.elliodeabi.com
Imagen del Camino de Santiago Vía Bayona / Abilio Estefanía/ www.elliodeabi.com

Las asociaciones de Amigos del Camino de Santiago de Miranda de Ebro y Briviesca aseguran que se están perdiendo peregrinos que llegan a Burgos desde los Caminos del Norte

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La reivindicación no es nueva, pero cada vez se hace más necesaria. Las asociaciones de Amigos del Camino de Santiago de Miranda de Ebro y Briviesca siguen exigiendo a la Junta de Castilla y León la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) de la Vía Bayona, pues la falta de protección está afectando a la llegada de peregrinos, pero también a la conservación de este itinerario tan antiguo como el Camino Francés.

José Ignacio Gutiérrez, presidente de la asociación mirandesa, recuerda que la declaración «se ha quedado a la puerta». La UNESCO declaró en 2015 los Caminos del Norte como Patrimonio de la Humanidad, y la Vía Bayona, que discurre entre Estabillo y Burgos, quedó fuera. La razón no fue otra que la falta de declaración de BIC por parte de la Junta, pues el resto de las rutas ya contaban con esta protección de sus respectivas comunidades autónomas.

«Existe una discriminación claramente de la Junta en Burgos», insiste Gutiérrez, pues la Vía Bayona no tiene la misma consideración que el Camino Francés, aunque para la UNESCO es igual de relevante. La Bayona forma parte de un itinerario mucho más amplio, que llega a Burgos a través de lo que se conoce como el Camino Vasco del Interior, y sus orígenes son casi más antiguos que en el caso del Camino Francés. Eso sí, la Vía Bayona se dejó de utilizar y estuvo muchos años en el olvido.

La Vía Bayona atraviesa por el espectacular paisaje del desfiladero de Pancorbo
La Vía Bayona atraviesa por el espectacular paisaje del desfiladero de Pancorbo / Abilio Estefanía / www.elliodeabi.com

Ahora, asociaciones como las de Miranda y Briviesca trabajan para recuperar la ruta xacobea, que cuenta con una buena señalización; «es muy difícil perderse», asegura Gutiérrez, aunque se trata de un recorrido que exige concentración, pues está poco transitado y «si te despistas, sí que puedes perderte», apunta José Luis Trespadere, el presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Briviesca.

Del Camino del Interior al Francés

En lo que ambos coinciden es en que se pierden muchos peregrinos que, llegando por el Camino Vasco del Interior, en lugar de continuar por la Vía Bayona se desvía a Haro para enlazar con el Camino Francés en Santo Domingo de la Calzada. Las guías de País Vasco y La Rioja marcan ese itinerario, insisten, porque la Vía Bayona carece de declaración de BIC o bien Patrionio de la Humanidad.

En los kilómetro previos a la Vía Bayona «viene mucha gente, pero no llega a Burgos», se lamenta Trespaderne. Además, la falta de protección institucional tiene sus consecuencias en el propio mantenimiento y conservación del itinerario. Por ejemplo, en las obras de mejora de la N-I «han fagocitdo» la Vía Bayona, pues algunos los tramos que discurren paralelos a la nacional se han convertido en vías de servicio, en las que los vehículos «van a mucha velocidad», explica José Ignacio Gutiérrez.

Igualmente, se ha intentado crear senderos que eviten al peregrino tener que cruzar la nacional en Monasterio de Rodilla y en Briviesca, que existe un puente subterráneo para salvar la carretera y las vías del ferrocaril, se inunda pues Fomento lo ha convertido en el destino de las aguas pluviales con los arreglos de la nacional. «No se tiene en cuenta la ruta» pues no cuenta con ningún tipo de protección.

Más información

José Luis Trespaderne insiste en que «el Camino de Santiago Francés ya está vendido; el resto hay que venderlos», por eso pide a las administraciones, no solo esa declaración de BIC, sino que también se apueste por la Vía Bayona. Los ayuntamientos del recorrido «se implican poco», insiste el presidente de la asociación de Briviesca, y pone como ejemplo el proyecto pendiente de contar con un albergue en la capital de La Bureba.

Compromiso

El Ayuntamiento contaba con una subvención de la Junta de 30.000 euros, que ha perdido, y dispone todavía de ayuda de 35.000 euros de Adeco Bureba, que se está reteniendo para darles tiempo a la tramitación; sin embargo, el proyecto está parado. En Quintanavides también hay un albergue, pero está cerrado porque no es rentable. Mientras, en Miranda sí que están satisfechos del resultado del albergue inaugurado el pasado año, y que cuenta con 9 plazas.

Durante 2018, han pasado por el mismo 135 peregrinos, en su mayor parte extranjeros y con gente venida de Portugal, Austria, Hungría, Italia e incluso de Estados Unidos, Canadá o Australia. Las cifras son infinitamente inferiores a las que registra el Camino Francés, pero «son peregrinos de verdad»; no se trata de ningún despistado, ni gente que viene a hacer negocio, apunta Trespaderne.

En la Vía Bayona no hay opción de viajar en autobús o en tren, de que te lleven la bicicleta por Correos hasta la próxima parada. Los que llegan son «peregrinos de corazón» y, por ese motivo, la gente del camino «es muy agradecida». Los vecinos no están saturados de peregrinos, como en el caso del Francés, y están siempre dispuestos a echarles una mano, aunque ellos ni la pidan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos