PP y Cs 'imponen' su relación de trabajadores de la Diputación sin el apoyo de empleados y socialistas

Los sindicatos protestan en el Pleno de la Diputación de Burgos por la RPT. /BC
Los sindicatos protestan en el Pleno de la Diputación de Burgos por la RPT. / BC

El PSOE, partido mayoritario en la institución, ha abandonado la Comisión de Personal | El PSOE y todos los sindicatos denuncian que no existe informe de intervención

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

No queda lejos el tiempo en el que Ciudadanos criticaba la relación de puestos de trabajo (RPT) de la Diputación, una RPT que había elaborado el Partido Popular y a la que los naranjas se oponían porque no contaba con una valoración de los puestos. Ahora, con Lorenzo Rodríguez (Cs) como presidente de la Comisión de Personal se ha aprobado en esta llevar al próximo Pleno de la institución esta RPT para que sea aprobada y entre en vigor. Aunque desde los sindicatos ya advierten de que esta no tiene posibilidad de prosperar «con el informe negativo de intervención».

La aprobación de esta relación de trabajadores en la comisión demostró que PP y Cs están solos en este asunto, algo que no impedirá que sea aprobada en el Pleno, en el que PP y Cs suman mayoría. El rechazo de la oposición y de los trabajadores en relación con esta RPT se hizo visible en la comisión de Recursos Humanos celebrada ayer. Los socialistas abandonaron la comisión en la que se dictaminó este expediente porque el presidente de la misma, Lorenzo Rodríguez, rechazó su petición de dejarlo sobre la mesa para poder estudiar la documentación pertinente. Los diputados del PSOE explican que no se les había facilitado esta documentación antes de la reunión.

Además de que no se habían puesto a disposición del resto de grupos los informes, la Junta de Personal y el Comité de Empresa apuntan que no existe el preceptivo informe de intervención, «el que existe en el expediente tenía carácter de preinforme, como el propio interventor suscribe, al habérsele entregado solo el preacuerdo inicial. Además, dicho preinforme rechaza la propuesta, ya que advierte de la falta de motivación del expediente y la inexistencia de crédito».

El interventor, según apuntan la Junta de Personal y el Comité de Empresa, también ha aseverado que la aplicación práctica de la RPT está en contra de las previsiones del Plan Económico Financiero, tutelado por la Junta de Castilla y León, que marcha a la Diputación el gasto permitido. «Desde el punto de vista de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, los incrementos retributivos no está justificados por la asunción de nuevas competencias u obligaciones legales sobre las existentes», añaden. Lo que desde intervención se precisa como necesario es un estudio económico que recoja, en un escenario plurianual, la proyección de los gastos de personal.

Los sindicatos han condenado «el rodillo de Lorenzo Rodríguez, la falta de diálogo y de consenso, apartando al 85% de la plantilla» y le acusan de jugar con el futuro de los trabajadores y de la institución porque está intentando aprobar una RPT que «no tiene posibilidad de prosperar con el informe negativo de intervención».

Los socialistas han recordado hoy a Rodríguez sus «continuas críticas en los años anteriores a la falta de información con la que se sometían distintos asuntos a debate y aprobación en las comisiones». «Una falta de transparencia a la que aludía con insistencia y que hoy, como vicepresidente primero de la Diputación, ya ha dejado de preocuparle», censura el diputado socialista Alexander Jiménez. «Todavía estamos esperando a la valoración de puestos de trabajo que él mismo reclamaba en su anterior etapa», añade Jiménez.

Más información