El 'popular' César Rico continuará como presidente de la Diputación y Cs se queda con la Vicepresidencia

La reunión ha comenzado a las 9 horas y a las 12, PP y Ciudadanos ya anunciaban que César Rico, presidiendo la mesa en la foto, seguiría como presidente de la Diputación. /Ricardo Ordóñez / Ical
La reunión ha comenzado a las 9 horas y a las 12, PP y Ciudadanos ya anunciaban que César Rico, presidiendo la mesa en la foto, seguiría como presidente de la Diputación. / Ricardo Ordóñez / Ical

Lorenzo Rodríguez (Cs) será el vicepresidente y la formación naranja dirigirá las áreas de Personal, Planes Provinciales y la Junta de Compras | Además, uno de los portavoces del equipo de Gobierno será de Ciudadanos

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

El Partido Popular y Ciudadanos, tras varios días de negociaciones, han alcanzado un acuerdo para gobernar la Diputación. A pesar de que Ciudadanos habló de vetar en un primer momento a los nombres que llevasen en el cargo más de ocho años, el 'popular' César Rico seguirá siendo el presidente de la Diputación otros cuatro años más, que se suman a los ocho que ya lleva en este puesto.

Ciudadanos se reserva la Vicepresidencia de la institución, que recaerá en Lorenzo Rodríguez, responsable de Acción Institucional del partido en Burgos y hombre que hasta ayer mismo se postulaba como candidato a presidente, contando con los votos de los tres diputados naranjas y los diez 'populares', de una corporación de 25 nombres.

En este acuerdo provincial se ha estipulado que los tres diputados de Ciudadanos formen parte de la Junta de Gobierno de la Diputación y uno de los portavoces del equipo de Gobierno sea también de la formación naranja, en este caso el puesto recaerá en Víctor Munguía.

Ciudadanos también dirigirá las áreas de Personal, Planes Provinciales y Junta de Compras. El resto de áreas que se conformen recaerán en manos de diputados del PP.

Primero programa, luego nombres

Tanto PP como Ciudadanos han recalcado que estos días de negociaciones se han centrado en llegar, en primer lugar, a un acuerdo programático. Se han obtenido 66 puntos de trabajo para desarrollar en las distintas áreas en las que se divida la Diputación. «Hay cosas que implican mucho trabajo, que ya se están haciendo, y otras que se incorporarán nuevas a las distintas comisiones», ha apuntado César Rico, presidente en funciones de la Diputación y el hombre que el viernes será investido como nuevo presidente.

A las 9 horas de hoy, dos miembros del PP y otros dos de Ciudadanos se han reunido en la Diputación. Entre ellos estaban Rico y Lorenzo Rodríguez, los dos candidatos de sus respectivos partidos para ser presidentes de la institución. A las 12 horas, y tras varios recesos para descansar y hacer llamadas, ya se conocían los nombres. Aunque ambos apuntan que se ha hablado de personas solo después de tener un acuerdo programático, no ha sido así en otros círculos. Hasta ayer mismo Rodríguez aseguraba que Ciudadanos gobernaría la Diputación con trece votos y que él se veía como presidente. Anteriormente, Ciudadanos apuntaba que vetaría a los nombres que llevasen más de ocho años en el cargo, como es el caso de César Rico y que a este se le sumaba otra línea roja, ser concejal de Burgos, municipio mayor de 20.000 habitantes, algo que, al final, ha debido quedar fuera del acuerdo.

Cuando ha llegado el turno de hablar de personas, PP y Ciudadanos han acordado que el presidente sea Rico (PP) y el vicepresidente, Rodríguez (Cs).

Rico ha calificado el pacto como un «buen acuerdo» y Rodríguez ha apuntado que es un «gran programa» que tiene «como centro a la provincia». Aunque la provincia continuará regida por el mismo partido y la misma persona que lleva haciéndolo ocho años, Rodríguez asegura que «con la entrada de Ciudadanos en las administraciones va a haber un cambio y la gente lo va a ver».

Rodríguez ha reconocido que puede que el acuerdo «no sea todo lo bueno que la gente pueda pensar» pero ha pedido que se valore el programa a lo largo de los cuatro años.

El acuerdo a nivel regional para que Ciudadanos votase a favor de la investidura de Alfonso Fernández Mañueco (PP) como presidente de la Junta pasaba porque la Diputación de Burgos se cediese a la formación naranja. Así lo ha vuelto a reconocer hoy Rodríguez, pero este ha matizado que «hemos pensado que hay que trabajar con ilusión. Con tres diputados siempre he dicho que es difícil llevar una Diputación. Hemos llegado a un acuerdo y trabajaré como vicepresidente».

Palabras caducas y pacto regional

Las palabras de Rodríguez quedan hoy caducas y el pacto a nivel regional no se sabe si sigue en pie. El que será vicepresidente de la Diputación remite a la dirección del partido en Valladolid pero asegura que «el partido conoce este pacto, les hemos comunicado la decisión y están de acuerdo».

Rodríguez añade que ha estado en contacto constante con Valladolid, no con Francisco Iea pero sí con el secretario de Acción Institucional, y en contra de lo que se ha dicho, ha asegurado que «Ciudadanos es independiente, cada uno tomas sus decisiones, opina lo que quiere y hay libertad para poder hacerlo. Hemos negociado en Burgos porque los que trabajamos en la provincia somos los que mejor la conocemos».

«No nos importa la Presidencia, venimos a trabajar no a ocupar un cargo. La Presidencia de la Diputación no es algo que desde Ciudadanos Burgos se haya pedido al partido», ha matizado Rodríguez.

Más información