Una escuela taller adecentará los exteriores del futuro museo del bosque y el aserradero hidráulico

Quintanar de la Sierra/BurgosConecta
Quintanar de la Sierra / BurgosConecta

El proyecto impulsado por la Cabaña Real de Carreteros va tomando forma a base de planes de empleo y programas de formación juvenil

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Despacito y con buena letra. Así avanza el proyecto del centro de interpretación de los oficios del bosque, impulsado por la Cabaña Real de Carreteros, y que pretende convertir la antigua Cooperativa San Cristóbal de Quintanar de la Sierra en un ecomuseo. Los dos ingenieros y el arquitecto, contratados a través de un plan de empleo de la Junta de Castilla y León, están concluyendo el diseño del proyecto, una primera fase que se completará con una escuela taller a partir de mayo.

Durante los últimos meses, el equipo técnico ha estado trabajando en el contenido del museo del bosque, que ocupará los 100 metros cuadrados de nave, más los exteriores de la misma y el aserradero hidráulico anexo. En concreto, en estos momentos están analizando la toponimia de la comarca, asociando denominaciones con historia y tradiciones, ha explicado Antonio Martín Chicote, presidente de la Cabaña Real de Carreteros de Burgos.

El ecomuseo se ubicará en las antiguas naves de la Cooperativa San Cristóbal
El ecomuseo se ubicará en las antiguas naves de la Cooperativa San Cristóbal / BurgosConecta

Martín Chicote ha insistido en que el verdadero museo es el bosque, así que el proyecto busca generar un espacio interpretativo en el que se aborde la gestión de los bosques, a través de los aserraderos, los hornos de pez, la real fábrica de betunes, la resina o la labor de los carreteros. Incluirá paneles informativo, recreaciones y piezas originales, en el interior, y la experiencia real del aserradero hidráulico en el exterior, el único que se conserva completo de todos los que hubo en el Arlanza.

Y precisamente en el aserradero, y en los exteriores de la nave de la antigua cooperativa, trabajará la escuela taller concedida por el Servicio de Empleo de Castilla y León al Ayuntamiento de Quintanar. A partir de mayo, seis jóvenes, guiados por dos monitores, realizarán trabajos de conservación y mejora de los montes, con repoblación, limpieza de pastizales, aprovechamiento de madera y resinas y recolección.

Más información

Adecentarán el aserradero, que se encuentra bastante descuidado, ha reconocido Martín Chicote. También limpiarán los exteriores de la nave y acondicionarán un cercado destinado a las vacas serranas, una de las claves del proyecto de la Cabaña Real de Carreteros. La escuela taller estará operativa hasta el 31 de octubre y, mientras, se buscarán nuevos programas con los que continuar con el proyecto y la investigación que lleva aparejada.

El presidente de la Cabaña reconoce que, por el momento, están impulsando la iniciativa a base de programas de empleo de la Junta de Castilla y León, de ahí que no se hayan marcado ninguna fecha concreta para la apertura del centro de interpretación. Lo más importante, a juicio de Antonio Martín Chicote, es poner en valor la historia de nuestros bosques, el trabajo de conservación y mantenimiento, y la tradición maderera de la provincia burgalesa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos