La Gerencia abre proceso para contratar a médicos de familia y crear equipos «exclusivos» de urgencias

Imagen de una de las manifestaciones por la sanidad celebrada en Burgos/PCR
Imagen de una de las manifestaciones por la sanidad celebrada en Burgos / PCR

Se ofrecen contratos por tres años, renovables, conun calendario anual estable y exclusivo para los puntos de urgencias en Atención Primaria

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La Gerencia de Atención Primaria de Burgos acaba de abrir un proceso para la contratación de médicos de familia con el objetivo de crear equipos «exclusivos» para las urgencias de Atención Primaria. Se trata de una de las iniciativas con las que el nuevo equipo directivo de la Gerencia pretende solucionar las deficiencias detectadas en la Atención Primaria, donde la falta de profesionales médicos ha lastrado todo el servicio, incluidas las urgencias no hospitalarias.

Pilar Sanmartín, directora médica de la Gerencia, explica que ofrecen contratación estable y en buenas condiciones laborales, para atraer al máximo posible de profesionales y recuperar la confianza que se ha perdido con anteriores gestiones. Así, el contrato sería por tres años, con posibilidad de renovación, con un calendario estable y asociado únicamente al servicio de Urgencias de Atención Primaria, sin que exista obligación de acudir al día a día de los centros de salud.

Lo que se busca, insiste Sanmartín, es normalizar los equipos de Atención Primaria en Burgos, Aranda y Miranda y evitar las jornadas complementarias en los puntos de atención continuada que, desde principios de año, se habían encargado a los médicos de familia de los centros de salud (y que fue la gota que colmó el vaso, que forzó al renuncia de tres profesionales de Los Cubos, movilizó a la profesión y acabó con la dimisión del anterior equipo directivo).

Más información

Se requieren, como mínimo, una veintena de profeisonales para Burgos y Aranda, ha explicado la directora médica, pues Miranda «está más cubierta y estable». Y mientras se buscan nuevos médicos para contratar en los SUAP, se estabiliza la situación en los equipo de Atención Primaria de los centros de salud, la prioridad en la que se puso a trabajar la Gerencia tras los nombramientos.

Se han completado los equipos en los centros de salud urbanos con personal que ha llegado de otras provincias, pero también recuperando a médicos que se fueron de Burgos por el «maltrato» al que le sometía el Sacyl, tal como se ha venido definiendo la situación de contratación durante los últimos meses. También se cuenta con profesionales que se habían ido al sector privado y médicos de Área que, hasta ahora, tenían contratos inestables y que estaban «hartos» de la situación.

Así, se han cubierto bajas y plazas vacantes y los centros de salud de Burgos capital están prácticamente cubiertos, lo mismo que Aranda y Miranda. Ahora toca trabajar en los rurales, «poco a poco», pues las necesidades son mayores. Cada semana se visitan unos centros de salud para conocer sus problemas, no solo en términos de falta de personal médico, sino también de carencias de Enfermería, fisioterapia o matronas, pues también sus condiciones son «precarias».

Con todas estas medidas se consigue, explica Sanmartín, que los pacientes sean atendidos siempre en sus centros de salud, evitando que tengan que acudir a las urgencias de Atención Primaria de manera frecuente. También se garantiza la atención continuada, de seguimiento, de conocimiento de cerca de los médicos de familia, que es la clave de la Atención Primaria.

A la caza del pediatra

En la Gerencia están también «a la caza de pediatras», otra de las carencias sanitarias de Burgos, y tienen muchas esperanzas de que los nuevos residentes se puedan incorporar al sistema provicnial. Es la gran baza ahora, explica la directora médica, y se mantendrá una reunión en breve con los pediatrias de Primaria para conocer sus necesidades.

También se cubrirá una plaza de médico de familia en el centro de salud de Las Huelgas, algo que quedó pendiente desde que se retirase la plaza de Valle de Valdebezana, porque se iban a trasladar las cartillas a Burgos. Ahora, los pacientes se han repartido entre la plantilla actual, pero con la nueva incorporación se reducirá la carga asistencial.

Pilar Sanmartín asegura que «los compañeros están esperanzados y han dado un voto de confianza» a la nueva Gerencia. Se nota más confianza, pues se están planteando proyecto, soluciones y alterantivas. «Estamos contentos de ir avanzando», insiste, y sin volver a mirar atrás. Tras la polémica con la que se inicio el 2019, en la Gerencia de Atención Primaria han hecho borrón y cuenta nueva y solo les interesa trabajar para mejorar la asistencia sanitaria en Burgos.