El nuevo equipo de la Gerencia de Atención Primaria comienza a trabajar para buscar soluciones a la crisis

Rodríguezs Merino (izq), charlando con el consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado. /GIT
Rodríguezs Merino (izq), charlando con el consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado. / GIT

El nuevo gerente, Santiago Rodríguez Merino, ha nombrado a Pilar Sanmartín e Itziar Martínez como directoras Médica y de Enfermería, respectivamente

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El nuevo equipo de la Gerencia de Atención Primaria de Burgos ya se ha puesto a trabajar. Hoy mismo se han mantenido sendas reuniones con los profesionales sanitarios de Aranda y Roa, dos de las zonas que mayores problemas están sufriendo por la falta de profesionales en los últimos meses. Y a partir de ahí, el objetivo pasa por visitar todas y cada una de las comarcas de la provincia, incluida la capital, para conocer de primera mano los problemas y su magnitud y, posteriomente, aplicar medidas correctoras.

Eso sí, aún queda mucho camino por recorrer. De hecho, aún hoy no se ha conformado completamente el nuevo equipo de la Gerencia, comandado por el doctor Santiago Rodríguez Merino, que asumió el cargo días atrás después de la dimisión forzada de Aser Morato. De momento, el propio Rodríguez Merino ha nombrado a Pilar Sanmartín e Itziar Martínez directoras Medica y de Enfermería, respectivamente.

A partir de ahí, se espera que en las próximas semanas se termine de confeccionar el equipo gerente, que será presentado formalmente en el Consejo de Gestión de Atención Primaria. Pero, mientras se dan esos pasos, la necesidad apremia y ya se ha comenzado a trabajar. Y el objetivo está claro: recuperar el diálogo y «escuchar a los profesionales» para intentar poner soluciones a los numerosos problemas que arrastra Atención Primaria en la provincia.

En este sentido, Sanmartín, que abandonará en breve su puesto de secretaria del Colegio de Médicos, confía en que esta nueva etapa permita reconducir la situación. Para ello, la doctora apela al diálogo abierto con los propios profesionales de cada una de las plazas, ya que «ellos saben mejor que nadie qué problemas hay».

Soluciones individualizadas

En este sentido, abunda, el primer objetivo pasa por mantener una actitud de escucha activa y abordar propuestas puntuales. Y es que, una de las principales dificultades a las que se enfrenta el nuevo equipo de la Gerencia pasa por las numerosas «diferencias» que existen entre las comarcas. «No tiene nada que ver La Ribera con Las Merindades o la capital provincial», y no sufren las mismas carencias, asegura. Por eso, añade, «no se pueden aplicar soluciones generales», sino que han de plantearse propuestas «individualizadas».

Es más, insiste, los cambios estructurales que seguramente deberían afrontarse a medio y largo plazo «no dependen de la Gerencia ni de la Consejería», sino del propio Ministerio de Sanidad.

Lo que está claro, subraya, es que hay mucha tela que cortar después de demasiados años de «maltrato» al servicio de Atención Primaria. Un objetivo en el que confían en encontrar la colaboración de los diferentes estamentos afectados, como el Colegio de Médicos o la Junta de Personal del Sacyl. Y es que, al final, «todos queremos lo mismo: mejorar la Atención Primaria». De momento, ya ha habido contactos informales con ambos colectivos, pero se está a la espera de poder sentarse a hablar de propuestas y soluciones.

Más información