Sanidad compromete medidas para garantizar la Atención Primaria en el medio rural, que se concretarán en diez días

Imagen de la reunión de esta mañana/Ricardo Ordóñez/ICAL
Imagen de la reunión de esta mañana / Ricardo Ordóñez/ICAL

La Consejería remitirá un documento con compromisos y plazos de cumplimiento | Se apuesta por los incentivos profesionales y el transporte a la demanda

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La Consejería de Sanidad remitirá, en el plazo de diez días, un documento con las medidas comprometidas para garantizar la Atención Primaria en el medio rural. Se centrarán en incentivar la cobertura de plazas poco atractivas, compensar económicamente las acumulaciones o reforzar el transporte a la demanda, para que preste un servicio adecuado y permita mantener a los médicos menos tiempo en la carretera.

El consejero Antonio María Sáez Aguado ha mantenido una reunión con los alcaldes de una veintena de municipios, como representantes políticos de las zonas básicas de salud de la provincia, para conocer sus necesidades y plantear soluciones a la falta de profesionales médicos. El consejero ha insistido en que se mantendrán las plantillas y las dotaciones presupuestarias, pero los alcaldes recuerdan que existen «plantillas ficticias», pues hay plazas sin cubrir.

Más información

Así las cosas, entre los compromisos adquiridos se encuentra incentivar la cobertura de plazas poco atractivas, detectadas en cinco o seis zonas básicas de Burgos. También, que los médicos amplíen su edad de jubilación hasta los 70 años y que, en caso de acumular servicios por ausencias sin sustituir, se compense económicamente, ha explicado Celia Izquierdo, alcaldesa de Lerma.

Además, se ha ofrecido a los médicos residentes un contrato de dos años, ampliable por un tercero, y habrá una nueva convocatoria paras cubrir 750 o 850 plazas, cuyo concurso saldrá en octubre. Se ampliarán las plazas MIR de la capital y se ha solicitado que Aranda y Miranda vuelvan a formar médicos residentes.

Con estas medidas se intenta frenar, de algún modo, el déficit de médicos, un problema que sufre toda España, ha apuntado el consejero, fruto de «errores» en la planificación de los recursos humanos. Igualmente, se plantean compromisos para mejorar la atención sanitaria, tratando de que los médicos pasen más tiempo en las consultas y menos en la carretera, entre consultorio y consultorio.

Consulta vs. carretera

Izquierdo ha explicado que se apuesta por reforzar el transporte a la demanda, para que sea más eficiente, y no suponga desplazar a los pacientes durante toda la mañana para asistir a una consulta médica. Así, se plantean microbuses y taxis, para que lleven a los ciudadanos no solo a los centros de salud sino también a otros consultorios locales, y que sean ellos los que se desplacen y no el médico, solo para atender a un par de pacientes.

Satisfacción

La reunión celebrada esta mañana en la Delegación Territorial de la Junta ha contado con la presencia del consejero, Antonio María Sáez Aguado, del delegado territorial, Baudilio Fernández Mardomingo, y de la gerente de Atención Primaria, Aser Morato.

A ella han acudido una veintena de alcaldes de las áreas de salud de Burgos: Poza de la Sal, Pradoluengo, Merindad de Río Ubierna, Villarcayo, Valle de Mena, Caleruega, Huerta de Rey, Canicosa de la Sierra, Quintanar de la Sierra, Salas de los Infantes, Cardeñajimeno, Roa, Trespaderne, Lerma, Pampliega, Melgar de Fernamental, Valle de Sedano, Villadiego, Valle de Valdebezana, Pancorbo, Trevio, Valle de Losa y Valle de Tobalina.

Lerma solicitó la reunión, semanas atrás, y se ha invitado a ella a todas las zonas básicas de salud de la provincia, que comparten problemas, preocupaciones y necesidades. Mientras, en Burgos se mantiene el plante del Colegio de Médicos y se exige la dimisión de la gerente, de lo contrario, no se volverá a negociar con Atención Primaria y el lunes dimitirán todos los coordinadores de centro de la capital.

Se apostará también por impulsar las citas previas en los consultorios para que el médico no se desplace si no hay pacientes y pueda destinar sus efuerzos a otras plazas con mayores necesidades. «Ante la escasez de profesionales no podemos tener la mitad del tiempo a los médicos en la carretera», ha afirmado la alcaldesa de Lerma, quien reconoce que este tipo de medidas podrían cerrar consultorios, «una medida impopular» ante la que, tal vez, sea necesario ceder por la situación de emergencia que se vive actualmente.

Celia Izquierdo ha recordado que la sanidad no es competencia de los ayuntamientos pero los alcaldes están muy preocupados y, de ahí, las propuestas que han venido haciendo recientemente. Entre ellas, que se incremente a enfermero y medio la asistencia por médico o que, como medida excepcional y temporal, se pueda permitir que médicos sin MIR atiendan en el medio rural. «Hay que pensar en los pacientes».

Por su parte, el consejero ha insistido en que garantizarán la Atención Primaria en el medio rural, sobre todo de urgencias y domiciliaria, yha recordado se trabaja por una reestructuración del servicio en toda Castilla y León. Se implementarán medidas a corto plazo para resolver los problemas actuales, pero la solución de futuro pasa por atraer a más médicos, aumentar las plazas MIR y modificar la estructura de la Atención Primaria en la región.