El San Pablo se pierde en el camino

Deon Thompson no tuvo su mejor día. /GIT
Deon Thompson no tuvo su mejor día. / GIT

El Tecnyconta Zaragoza rebaja la euforia de un San Pablo demasiado errático | Los hombres de 'Epi' se vieron lastrados por la falta de acierto en muchos momentos del partido

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El Tecnyconta Zaragoza rebajó hoy la euforia inicial en la que se había instalado el San Pablo tras vencer al Baskonia el pasado miércoles. La evidente falta de acierto de los hombres de 'Epi', sumada a la seriedad del conjunto maño en todas las fases del partido, fue argumento suficiente como para que la victoria fuera rumbo a Zaragoza.

79 San Pablo Burgos

Fitipaldo (10), Frazier (2), Thopmson (9), Kravstov (13), Radoncic (3) -quinteto inicial-; Álex Barrera (10), Javi Vega (-), Huskic (3), Álex López (6), Cancar (16), Jaramaz (7).

93 Tecnyconta Zaragoza

Barreiro (5), Santana (3), Seibutis (9), Radovic (8), Fran Vázquez (8) -quintento inicial-; Justiz (14), Nacho Martín (13) McCalebb (12), Okoye (14), Berhanemeskel (7).

Cuartos:
17-16, 32-42, 48-65, 79-93
Árbitros:
Antonio Conde, Sergio Manuel e Iyán González Gálvez.
Incidencias:
Partido correspondiente a la tercera jornada de la Liga Endesa disputado en el Coliseum Burgos ante unos 9.000 espectadores.

Afrontaba el choque el San Pablo con la moral por las nubes tras vencer hace apenas tres días al Baskonia en el Coliseum. Una victoria de categoría que permitió a los hombres de 'Epi' resarcirse de la derrota de la jornada inaugural cosechada en la pista del Obradoiro y, de paso, dejar sobre la mesa sus credenciales esta temporada. Enfrente estaba un Tecnyconta que poco tenía que ver con el equipo del año pasado. La renovación en la plantilla ha sido prácticamente total y las sensaciones, al menos en estos primeros compases de temporada, estaban siendo buenas.

Con esos ingredientes se preveía un partido intenso y con alternativas. Y vaya si lo fue, al menos en el primer cuarto. Desde el primer minuto, el San Pablo y el Tecnyconta se enzarzaron en un bonito intercambio de golpes. Inauguraba el marcador el incombustible Fran Vázquez para el conjunto maño, pero inmediatamente respondía Frazier, que espoleaba a sus compañeros en unos primeros minutos en los que el San Pablo se mostró muy serio en el rebote defensivo y acertado a canasta.

Esa circunstancia permitió a los hombres de 'Epi', bien dirigidos por Fitipaldo, alcanzar por la vía rápida ventajas de hasta cinco puntos (9-4). Sin embargo, el Tecnyconta permaneció bien plantado sobre la pista y evitó que el partido se le fuera de las manos.

Tras ajustar un par de piezas, los hombres de Porfi consiguieron frenar el ímpetu local y mover bien el balón en la pintura para reducir diferencias antes de la bocina (17-16).

El partido transitaba en un escenario de máxima igualdad, pero poco tardaría el Tecnyconta en dar un golpe sobre la mesa. El equipo maño regresó a pista mucho más enchufado que el San Pablo y comenzó a llevar el partido a su terreno. Los hombres de Porfi aprovecharon la falta de acierto del conjunto azulón para abrir brecha a base de juego interior. Justiz, McCalebb y Seibutis impusieron su ley en la pintura mientras el San Pablo se perdía en una maraña de decisiones precipitadas, lanzamientos erráticos y falta de intensidad en el rebote.

Merced a ese desequilibrio de fuerzas, el Tecnyconta se hizo con el control del partido mediado el segundo cuarto, con ventajas que alcanzaron los 11 puntos (22-31). 'Epi' intentó frenar la sangría, llamando a capítulo a los suyos y moviendo el vestuarios. Pareció que la salida a la pista de Barrera, con ocho puntos en apenas dos minutos, podría servir para reconducir la situación, pero no fue sino una ilusión. El conjunto maño volvió a apretar el acelerador en la recta final y McCalebb y Justiz volvieron a poner una ventaja cómoda para el Tecnyconta antes de encarar el túnel de vestuarios (32-42).

Partido encarrilado

Tras el descanso, el San Pablo pareció saltar a la pista con otro perfil más agresivo. Un triple de Fitipaldo y una buena canasta de Huskic tras una magnífica acción defensiva permitieron al equipo local recortar diferencias en un abrir y cerrar de ojos (40-44). Pero tan rápido vino la inspiración como se fue. A partir de ahí, el San Pablo volvió a perder el norte y fue víctima de sus propios errores. A la grave falta de acierto se le sumó una innegable ausencia de intensidad defensiva y el Tecnyconta volvió a aprovechar para abrir diferencias, esta vez de mayor calibre.

A ello ayudó que los hombres de Porfi estaban especialmente inspirados. Básicamente, a gente como McCalebb, Justiz o Seibutis les entraba todo, o al menos lo suficiente como para abrir una auténtica vía de agua en el marcador, que llegó a mostrar ventajas de 20 puntos (45-65) en los últimos compases del tercer cuarto, que se cerró con una diferencia de 17 (48-65) gracias a un postrero dos más uno de Jaramaz.

Más información

Con esa ventaja en el electrónico se antojaba muy complicado que el San Pablo pudiera sacar algo positivo del choque. Y eso se notaba, tanto en la grada como en la pista. Cierto es que el conjunto local intentó remar en el último cuarto a base de garra, pero ya era tarde. Un parcial de 11-0 fruto de Cancar y Thompson insufló una tímida esperanza a la parroquia local (70-82), pero un triple de Okoye volvió a silenciar al Coliseum, cerrando definitivamente el choque, si es que no estaba cerrado ya. Así, el arreón final del conjunto azulón solo sirvió para maquillar el resultado.

Al final, un 79-93 que reduce la euforia vivida hace apenas unos días tras vences al Baskonia. Sin embargo, esto no ha hecho más que empezar y el próximo fin de semana, los hombres de 'Epi' tendrán en su mano la posibilidad de resarcirse en la pista del UCAM Murcia.

 

Fotos

Vídeos