El Banco de Alimentos de Burgos recibe un 12% más de productos en el último año

Fotografía de un Banco de Alimentos de la región./Gabriel Villamil - El Norte
Fotografía de un Banco de Alimentos de la región. / Gabriel Villamil - El Norte

A pesar de la anunciada mejora económica, la demanda se mantiene y las aportaciones crecen

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

«El Banco de Alimentos existirá siempre que sea necesario aprovechar alimentos que se despilfarran y que pueden dirigirse hacia las personas más desfavorecidas», ha explicado el presidente de la entidad social de Burgos, Julián Martínez Pantoja. Del futuro solo pueden anunciarse previsiones, algunas con mayor base que otra, pero la realidad a día de hoy es que 99 asociaciones han acudido durante los nueve primeros meses de año hasta este almacén para recoger productos.

El Banco no puede entregar género directamente a las personas (debe dar la ayuda a través de otras organizaciones), pero desde la dirección de la institución, según los datos que han dado a conocer esta mañana, han asegurado que han atendido de enero a septiembre, de manera acumulada, a 8.107 personas. «La cifra se mantiene estable respecto a otros años. Esa es la desgracia», han comentado desde la entidad, que, pese a que los políticos vaticinan el final de la crisis, han visto como hay muchas personas que continúan pidiendo alimentos para comer porque no pueden hacerlo de otra manera.

Enero fue, con 7.328 beneficiarios, el mes al que más personas han llegado los productos; mientras que agosto, con 6.135 solicitantes, fue el periodo que menos reclamaciones individuales (siempre desde otras asociaciones) se registraron. En términos generales, estas fechas coinciden con el resto de la estación correspondiente: durante el invierno hubo más peticiones y en verano, menos. A falta de la parte final del otoño y de las fechas navideñas, la media de personas atendidas por cada mes es de 6.650.

En lo que se refiere a organismos, el banco ha repartido el género a un promedio de 72 asociaciones cada mes. Febrero y agosto, con 68 entidades, han sido las mensualidades con menos peticiones, mientras que mayo, con 79, ha sido el mes en el que más asociaciones se acercaron por las instalaciones del Banco de Alimentos, que de manera oficial lleva funcionando desde hace 22 años en la capital del Arlanzón.

Trabajo voluntario

Martínez Pantoja ha destacado el trabajo desinteresado que llevan a cabo los socios para sacar adelante el día a día de la institución. «Actualmente solo tenemos dos personas en nómina. El resto son voluntarios. Creo que es una gestión de la que hay que complacerse», ha asegurado el presidente del Banco de Alimentos. Como ocupa el cargo de máximo responsable desde el pasado mes de junio, ha querido hacer también extensible el agradecimiento a los anteriores mandatarios y reconocer su labor. Por ello, ha reconocido que «ser presidente es fácil y llevamos una velocidad de crucero».

Durante los nueve primeros meses de 2018, la institución ha recibido 1.667.574 kilos de productos, un 12% más de lo recogido en el mismo periodo del año pasado. Las mayores aportaciones han llegado desde las industrias, que han concedido 917.512 kilos. Los distribuidores han dado 371.199 kilos, mientras que el Fondo Español de Garantía Agraria ha entregado 210.752 kilos. Por detrás se han ubicado otros Bancos de Alimentos (130.229 kilos), las entidades benéfico-sociales (30.649 kilos) y las colectas anónimas (6.623 kilos).

Más información

Por último, el capítulo de salidas está protagonizado por la entrega a asociaciones, que han recibido 1.183.662 kilos de los 1.748.306 kilos que ya no están en las dependencias del Banco de Alimentos. En este caso, el crecimiento del 27,5% de las entregas respecto al ejercicio anterior se debe, en parte, a los recursos que tenían almacenados. Asimismo, han enviado 562.095 kilos a otras instituciones homólogas de otros puntos de España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos