Marañón: «Javier Lacalle es senador, me temo que no va a ser alcalde»

Imagen de la reunión de portavoces celebrada esta mañana en Alcaldía/IAC
Imagen de la reunión de portavoces celebrada esta mañana en Alcaldía / IAC

El candidato de Cs insiste en que les «parece razonable» que Lacalle se dedique al Senado, «con independencia de exigencias» políticas | Lacalle no entra a valorar su 'veto' e insiste en que lo importante es cerrar un acuerdo de centroderecha

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Vicente Marañón, cabeza de lista de Ciudadanos al Ayuntamiento de Burgos, descarta que Javier Lacalle pueda volver a ser investido alcalde de la ciudad. «Lacalle es senador», ha afirmado, y a la pregunta de si volverá a ser regidor de Burgos ha respondido que «me temo que no». Y eso con independencia de las exigencias políticas que pueda plantear, o haya planteado, Ciudadanos durante estos últimos días.

La limitación a ocho años de mandato para cargos de municipios de más de 20.000 habitantes, o grandes instituciones, que afectaba directamente a los futuros nombramientos de Javier Lacalle y César Rico como alcalde y presidente de Diputación, respectivamente, parece que ya no se amplicará al ámbito local, según las últimas informaciones recibidas en relación a las negociaciones PP-Cs.

Sin embargo, Vicente Marañón ha asegurado esta mañana que esa limitación «nos parece muy saludable», puesto que permanecer más de ocho años al frente de una institución «nos parece insano», sea cual sea el partido o la institución. De ahí que Marañón se agarre a las decraciones recientes de Javier Lacalle, en las que ha reconocido estar dispuesto a dar un paso a un lado y, asumiéndolas, Marañón insiste en que Lacalle es senador y no será alcalde de Burgos.

Más información

«Nos parece muy razonable que un senador dé un paso a un lado para irse a Madrid a defender a Burgos en Madrid, que es para lo que le han elegido los burgaleses». No obstante, el candidato de Cs no aclara si él podría postularse como alcalde el día de la investidura. «Yo me presenté a las elecciones para ser alcalde, otra cosa es que sea posible o no; yo no descarto nada en este momento», ha asegurado, reconociendo que tampoco le corresponde a él hacerlo.

Eso sí, hay que ir paso a paso, pues «se pueden abrir escenarios inéditos». Marañón ya ha confirmado que van a iniciar conversaciones formales con el PP, que es su socio prioritario, ha recordado, si bien «vamos a ver qué pasa en esas negociaciones». A su juicio, es normal que se sienten a halbar en el ámbito local; «eso no es una novedad en sí mismo, sería una novedad que llegarámos a acuerdos», ha afirmado.

Vox no vetará a ningún candidato si existe un acuerdo con PP y Cs

En Vox siguen a la espera del inicio, formal, de las negociaciones para alcanzar un acuerdo que permita a la centroderecha gobernar en Burgos, en el que se impliquen PP, Cs y Vox. La formación de Santiago Abascal tuvo ayer una primera toma de contacto con el PP, mantendrá esta tarde una reunión informal con Cs y espera futuras citas con el PP para concretar el posible acuerdo.

Lo único claro para Ángel Martín es que se han perdido 17 días y estamos a tres de la conformación del Ayuntamiento sin que exista un acuerdo sobre la mesa. «Estamos dando a los ciudadanos una imagen mejorable», ha afirmado, insistiendo en que lo prioritario es Burgos, y los burgaleses, pues «la ciudad tiene muchos retos».

«Me gustaría que nos pusiéramos a trabajar de verdad», ha afirmado, pues Vox todavía no tiene decidido el voto para el próximo 15 de junio, dado que no se ha entablado ningún diálogo ni se han definido proyectos. La formación «no pondrá veto a ningún candidato que sze acuerde con PP y Cs», ha afirmado Martín, tras recordar que no acaban de entender que, con las elecciones pasadas, se pueda pedir ahora un cambio de candidato y vetar a Javier Lacalle para alcalde de Burgos.

El número uno asegura que «no podemos tomar decisiones de manera unilateral y no coordinadas», así que seguirán trabajando estos días y, además de reunirse con Cs, se reunirán también con Vox. Será esta misma tarde, en una reunión informal. Con el PP la cita tendrá lugar mañana, previsiblemente por la tarde. Y todo con el objetivo de alcanzar un acuerdo antes del 15 de junio, fecha de constitución del Ayuntamiento.

Lacalle, igual de ilusionado

Mientras, Javier Lacalle asiste casi impertérrito a las idas y venidas de ciudadanos. Ayer aseguraba que no se sentía concernido por el veto pactado en el ámbito autonómico y que esperaban una comunicación oficial por parte de Ciudadanos Burgos. Hoy que parece que dicho veto se levantaría, Lacalle ha reconocido que se siente «incluso» más ilusionado de repetir como alcalde, una vez se ha «clarificado» el acuerdo PP-Cs.

Eso sí, Lacalle ha vuelvo a insistir en que lo prioritario es alcanzar un acuerdo para conformar un gobierno de centroderecha y «ser capaces de elegir un alcalde del Partido Popular», que es la fuerza más votada en el marco de la centroderecha, «con independencia de qué persona sea», ha afirmado el regidor burgalés.

«Más allá de las personas, lo importante es el proyecto», un proyecto de centroderecha porque mayoritariamente es lo que ha votado la ciudadanía en Burgos. Javier Lacalle insiste en que se está avanzando en un acuerdo de gobierno y que, de momento, «no hay nada nuevo».