El centro de salud López Saiz está sin pediatras mientras Sanidad apuesta por médicos sin especialidad

Centro de Salud compartido Cristóbal Acosta-López Saiz/JAQ
Centro de Salud compartido Cristóbal Acosta-López Saiz / JAQ

La baja de uno de los médicos y la ausencia de otro ha dejado al centro de salud sin atención pediátrica este martes/ Las consultas están saturadas para el resto de semana

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Es el pan nuestro de cada día. Los centros de salud de Burgos están bajo mínimos, con plazas sin cubrir, bajas sin sustituto, descansos, libranzas y vacaciones acumuladas, así que siempre hay alguna consulta cerrada, cuyos pacientes o bien se derivan a un compañero o bien son emplazados para días posteriores.

Y esto es lo que ha ocurrido este martes en el Centro de Salud Ignacio López Saiz de la capital burgalesa, donde se han quedado sin pediatra. Los usuarios que llamaron el lunes se encontraron con que no había posibilidad de tener cita hasta el jueves, pues este martes no había pediatra y las consultas del miércoles estaban saturadas.

Más información

La razón, según explicaban desde el propio centro, es que uno de los pediatras está de baja (sin cubrir) y el otro está ausente este martes. Así que los pacientes no tenían más alternativa que esperarse a finales de semana para pasarse por la consulta o, si el caso era grave, acudir directamente a Urgencias, saturadas ya por el pico de gripe típico de esta época del año.

Al presidente de la Junta de Personal, Pablo Oyagüez, no le extraña nada esta situación, es más, se da de manera habitual. Por ejemplo, la pasada semana también hubo problemas con los pediatras en el José Luis Santamaría, y cuando no son los pediatras son los médicos de familia o los servicios de urgencias en el punto de atención continuada de Gamonal, que se está quedando ya sin recursos.

«Negligencia»

Los usuarios del López Saiz han estado, los últimos días, mostrando su malestar por la falta de pediatras en el centro de salud. La situación es «gravísima e insostenible», afirma una usuaria a BURGOSconecta, que llamó el lunes para pedir cita para su hijo y no se la han dado hasta el jueves, pues el miércoles la consulta «está completa».

La centralita del centro de saluda «no sabía ya que contestar» ante las peticiones, dudas y críticas de los usuarios, insiste, tras calificar de «negligente» la actuación de Atención Primaria, pues no se puede tener un centro de salud con ausencias sin cubrir. Ausencias que han sido confirmadas por el Colegio Oficial de Médicos.

«No nos queda más remedio que acudir a las Urgencias del HUBU», insiste la usuaria, mientras que Pablo Oyagüez recuerda que las Urgencias también están saturadas ahora, pues se está en pleno pico de la gripe, nada excepcional pero que se convierte en un problema ante la «nefasta» gestión de la Atención Primaria.

Sin cerrar agendas

Lo que ocurre en el López Saiz no es una situación aislada, pues se da de manera habitual en los centros de salud, a excepción de Los Cubos (al menos en teoría). Y es que la semana pasada Atención Primaria daba orden de no cerrar las agendas en Los Cubos, donde tres médicos renunciaron a su plaza a principios de mes.

Al no cerrarse las agendas, se recogen citas con normalidad pero si luego no se consigue un sustituto, los pacientes pasan a otro sanitario. Así ocurrió el pasado viernes, pues llega un momento que la Gerencia no dispone de médicos que trasladar, ni siquiera del medio rural, de donde están retirando profesionales para atender los centros de salud de la capital o las urgencias de Gamonal.

Oyagüez explica que algunos profesionales del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) se han ofrecido a cubrir las bajas o ausencias de pediatras en los centros de salud urbanos. Sin embargo, la Gerencia de Atención Primaria rechaza la oferta y prioriza la atención en Aranda de Duero, donde las bajas se están cubriendo también con facultativos del Río Hortega de Valladolid.

Médicos sin especialización

Y, mientras, en la Gerencia de Atención Primaria «están muy tranquilos», se lamentan desde el Colegio Oficial de Médicos, pues todavía no han dado respuesta a la petición de dimisión registrada el pasado viernes, con la firma del 87% de los médicos de Burgos. Mientras, la Junta de Castilla y León busca parches que son «un despropósito», se lamenta Pablo Oyagüez, parches que se denunciarán por parte de los colectivos profesionales.

Más información

Y es que la última idea de Sanidad ha sido la contratación de médicos sin especialidad, recién salidos de la facultad, para cubrir los puestos de médico de familia o de urgencias extrahospitalarias. Sería una medida «excepcional» para cuando no haya médicos de familia disponibles, que es simpre, matiza Oyagüez, y antes de acudir a los médicos sin especialidad se buscaría un facultativo de otra especialidad, que se ofreciera voluntario.

Es un «despropósito» que se apueste por profesionales que no tienen acreditados conocimientos, habilidades o competencias, pues la Medicina de Familia es una especialidad tan digna como cualquier otra, matiza el presidente de la Junta de Personal. Además, se van a generar conflictos pues, a medio plazo, los profesionales sin especialidad que sean contratados para realizar las funciones de médico de familia querrán acceder a la titularidad.