Fomento saca a concurso el mantenimiento de la autopista AP-1 por 27 millones

El tráfico en la AP-1 se ha incrementado significativamente. /GIT
El tráfico en la AP-1 se ha incrementado significativamente. / GIT

El nuevo contrato entrará en vigor en mayo, después de que finalice el contrato temporal firmado con Itínere

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Ministerio de Fomento ha sacado a concurso, por un importe de 27 millones de euros, los trabajos de mantenimiento de la autopista AP-1 Burgos-Armiñón, que el pasado mes de diciembre concluyó su contrato de concesión, levantó su peaje y volvió a depender del Estado.

El Departamento que dirige José Luis Ábalos ha lanzado este contrato por el procedimiento «acelerado», con el fin de que la empresa adjudicataria comience a hacerse cargo de la infraestructura el próximo mes de mayo en sustitución de Itínere, la concesionaria de la autopista.

En esa fecha concluye el acuerdo que Fomento alcanzó con este grupo concesional para que siguiera ocupándose de su mantenimiento durante seis meses más tras la conclusión del contrato en tanto se seleccionaba otra compañía.

Las empresas interesadas en hacerse con el mantenimiento de la AP-1 durante un periodo de dos años cuentan de plazo hasta el próximo 18 de marzo para presentar sus ofertas al Ministerio, según el anuncio que publica el Boletín Oficial del Estado (BOE).

La adjudicación se resolverá a finales de abril, toda vez que la apertura de las propuestas técnicas de las ofertas tendrá lugar el 26 de marzo y la de las económicas, el 26 de abril.

La AP-1 se convirtió el 1 de diciembre de 2018 en la primera autopista de España que cumplió su contrato de concesión, levantó el peaje y volvió a depender directamente del Estado. De esta forma, cumplió el compromiso manifestado por Ábalos cuando el pasado junio se puso al frente de Fomento de no prorrogar las concesiones de autopistas que vencen esta Legislatura.

Además de la AP-1, en los próximos años también concluye el contrato del tramo de la AP-7 entre Tarragona, Valencia y Alicante, y el de la AP-4 Sevilla-Cadiz, en ambos casos vías actualmente gestionadas por Abertis.

Significativo incremento del tráfico

En el caso de la AP-1, el pasado mes de diciembre, el primero en el que no se cobró peaje, el tráfico de la autopista se disparó un 58,7%, dado que contabilizó una media de 26.516 vehículos diarios, frente a los 16.703 que registró el mes previo, según datos oficiales del Ministerio de Fomento.

La comparativa con el año anterior arroja un crecimiento del 40%, dado que en diciembre de 2017 la intensidad media diaria de tráfico de la autopista se situó en 18.899 vehículos.

En el caso concreto de los camiones, el aumento de tráfico es aún mayor, del 68,6%. Una media de 6.400 vehículos pesados transitaron cada día por la vía en diciembre, frente a los 3.794 que lo hicieron en noviembre.

Más información