Lacalle asegura que la moción de censura llegará «cuando proceda» para corregir esta «anomalía democrática»

Daniel de la Rosa (i), nuevo alcalde de Burgos, y Javier Lacalle (d), exalcalde. /César Ceinos
Daniel de la Rosa (i), nuevo alcalde de Burgos, y Javier Lacalle (d), exalcalde. / César Ceinos

El excalcalde de Burgos se ha reunido con el primer edil Daniel de la Rosa de quien dice que es «un alcalde que gobierna en minoría como hice yo pero, sobre todo, un alcalde socialista de Vox»

ICALBurgos

El exalcalde de Burgos y portavoz del PP en el Ayuntamiento de Burgos, Javier Lacalle, ha asegurado hoy que la anunciada moción de censura por parte del vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, el pasado sábado, tras la investidura del nuevo alcalde de la ciudad, Daniel de la Rosa, llegará «cuando proceda» para corregir esta «anomalía democrática» en la que con mayoría de concejales de centro derecha se tiene un alcalde de izquierdas.

Lacalle, quien ha mantenido una reunión de una hora de duración con el nuevo regidor municipal, ha reconocido que Burgos cuenta desde el sábado con «una situación difícil de entender» dado que se tiene «un alcalde de izquierdas habiendo votado la mayoría de los burgaleses por partidos de centroderecha». «Es un alcalde que gobierna en minoría como hice yo pero, sobre todo, un alcalde socialista de Vox».

Más información

Asimismo, Lacalle ha precisado que la moción de censura contra el alcalde socialista es «un escenario que se va a producir en elgún momento» porque «nadie puede pensar que teniendo un respaldo de catorce votos se tenga un alcalde de izquierdas». «Esta anomalía democrática habrá que corregirla», ha apostillado, pero sin marcar fechas.

De hecho, Alfonso Fernández Mañueco ya ha asegurado esta mañana que se dejará pasar las fechas del Curpillos y los Sampedros y, tras fiestas, se retomaría la idea de presentar la moción de censura. Lacalle ha insistido en que, «en estos momentos lo que hace falta es serenidad y analizar la situación que se está viviendo y que no afecte en el día a día». Si bien ha espetado que «no se descarta en absoluto» pero «no depende de un solo partido».

Sin embargo, se ha mostrado convencido de que «llegará para corregir esa anomalía democrática». Si bien ha vuelto a insistir en que el momento será «cuando proceda» porque, ha reiterado, «depende de tres partidos (PP, Ciudadanos y Vox) y hay que ir analizando». «Primero hay que dar estabilidad a la ciudad pero estoy seguro de que se producirá», ha aseverado.

La reunión que han mantenido ha sido calificada por Lacalle de «normal» y «en buena armonía» como corresponde, ha dicho, «a dos personas normales» en la que se hizo un traspaso y una transición «ordenada». Sin embargo, ha augurado que De la Rosa será el «alcalde de la rectificaciones» durante las próximas semanas, «de muchos planteamientos y decisiones que se han tomado». «Estoy convencido«. Por su parte, ha asegurado que el PP ejercerá una oposición «constructiva pero tremendamente exigente como corresponde si que eso sea incompatible con ser leales».