Los remanentes permiten desbloquear las obras de Capiscol, La Quinta y Avenida del Arlanzón, que comenzarán en próximas semanas

Imagen de La Quinta/BC
Imagen de La Quinta / BC

Los proyectos de Capiscol y la Avenida del Arlanzón están pendientes de adjudicar la dirección de obra para arrancar | En el Paseo de la Quinta se podrá actuar en próximos días

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La incorporación de remanentes de Tesorería al presupuesto prorrogado de 2019 ha permitido desbloquear varios grandes proyectos del Ayuntamiento de Burgos, que deberían haber arrancado en 2018, pero que no verán iniciadas sus obras hasta dentro de unos días. Así, la Junta de Gobierno Local ha reajustado las anulidades de cinco inversiones plurianuales para que se puedan acometer en 2019, 2020 y 2021, una vez el pasado año pasó en blanco para estas iniciativas municipales.

Se trata del proyecto de remodelación integral del Paseo de la Quinta, la mejora del barrio de Capiscol y la remodelación del Avenida del Arlanzón a la altura de El Plantío, pendientes de iniciarse, así como de la rehabilitación del Monaterio de San Juan y la reforma del Mercado G-9, ya en marcha, ha explicado la portavoz municipal, Carolina Blasco.

Más información

Se reajusta el plan de inversiones y se incluyen los remanentes, de modo que se pueden adjudicar ya las direcciones de obras de los proyectos de Capiscol y la Avenida del Arlanzón, el último trámite antes de comenzar los trabajos. Y es que ambas intervenciones están ya adjudicadas a Herrero Temiño, la primera por 1,9 millones de euros y la segunda por 1 millón, pero sin dirección de obras no se pueden acometer, ha recordado Blasco.

El reajuste supone que el Ayuntamiento invertirá 700.000 euros este año en Capiscol, y un 1,2 millones el próximo ejercicio. Mientras, el proyecto de la Avenida del Arlanzón retrasará su conclusión a 2020, pues al no haberse invertido nada el pasado año, en este ejercicio se destinarán 300.000 euros y los casi 780.000 restantes, en 2020. Las direcciones de obras se adjudicarán en próximos días, así que Blasco confía en que para abril se puedan comenzar a ejecutar ambas intervenciones.

En breve

Más pronto arrancarán los trabajos en La Quinta, pues la dirección de obra corresponde al Ayuntamiento y solo se estaba a la espera de reajustar el presupuesto para poder comenzar, algo que ocurrirá en próximos días. En este caso, la inversión de 2 millones se repartirá entre los 600.000 de este año y los 1,4 millones del próximo.

Por otra parte, Carolina Blasco ha avanzado que la última fase de las obras de Lavaderos está a punto de comenzar, y se espera que el próximo lunes se realicen labores de asfaltado. También el lunes podrían verse los primeros trabajos efectivos en el Mercado G-9, en el que se destinarán 1,2 millones de euros, a través de un contrato firmado con Parque Norte Infraestructuras.

Campo de fútbol de San Pedro de la Fuente

El Ayuntamiento de Burgos ha aceptado que el Club Deportivo San Pedro gestione el campo de fútbol del barrio de San Pedro de la Fuente, a fin de poder invertir 180.000 euros en adecentar las instalaciones y que puedan acoger incluso competiciones federadas.

En la Junta de Gobierno Local se ha tomado acuerdo en este sentido, si bien la tramitación administrativa viene marcada por la normativa estatal, de modo que será necesario licitar la concesión demanial de la instalación por si existe algún otro interesado. Así lo ha explicado la portavoz, Carolina Blasco, quien hay reiterado que no se puede realizar una adjudicación directa.

La petición del Club Deportivo se ha entendido desde el Ayuntamiento como un proyecto de interés general, habida cuenta del trabajo que realizan desde 1947, promocionando el deporte entre los más pequeños. Atienden anunamente a 120 chavales, ha explicado Blasco.